Torni Segarra

Seleccionar página

5821. Denunciar que un gobierno conservador, de derechas, heredero del franquismo, incumple la constitución -su constitución que ellos elaboraron, como una camarilla que eran, al servicio del viejo régimen fascista-, sin atender a la revalorización de las pensiones, sin hacer lo necesario para facilitar una vivienda, un empleo o una paga universal, para todos; denunciar que esa constitución es inviable para un estado democrático del siglo XXI, es lo que deberían de denunciar los partidos fachas de la casta. En vez de tanta exhibición, tanta bobería, superficialidad, con su bla-bla-blá, que no va a ninguna parte, sino que solamente quiere quedarse con las prebendas de un ordenamiento injusto, carca y trasnochado, propio del siglo diecinueve.

 

5822. ¿Francia es un país serio y tiene negocios con uno de los países que apoya a los terroristas que les asesinan a sus ciudadanos, que esparce y apoya de varias maneras esa religión fanática, integrista, que asesina, secuestra a mujeres jóvenes que esclaviza, sin compasión por los que atrapan: cristianos a los que crucifican, disidentes, homosexuales, los que se desvían de sus normas medievales? Y todo por dinero, por un contratos de diez mil millones a cambio de material bélico. Hay más: el petróleo que vende el ISIS a través de Turquía, lo compra Francia.

 

5823. El tratamiento de salud mental para evitar, el asesinato por fusilamientos en masa, por el uso de las armas de fuego, y los pensamientos y oraciones, ¿tiene sentido si esas armas están al alcance de cualquiera de una manera fácil, como se tenía en el antiguo Oeste Americano?

Es verdad que a un drogadicto para curarse se tiene que tratar su salud mental, pero no tiene que tomar drogas, ni ir a dónde las hay, ni donde las consumen con toda naturalidad.

La mente no es tan poderosa, como se nos dice que es, en ciertos ámbitos que rozan la locura: el manejar a todas horas armas de fuego, los vicios sexuales, la violencia, las drogas, el alcohol, etc. Por lo que ha de haber un tratamiento integral, holístico, completo.

 

5824. Sin embargo, su descripción no arregla el problema: que es que donde tú vives unos terroristas te matan a ti y a los que hayan a tu alrededor.

Esto quiere decir que el mismo viejo, muy viejo, drama de la vida sigue siendo el mismo: el final, que puede ser al principio: o tú o yo.

 

5825. Los opulentos países del Golfo Pérsico, sabían y saben que el Corán está contra la usura, y que Alqaeda y Ben Laden estaban contra las monarquías, en especial la Saudí, donde allí está el lugar más santo para los musulmanes: La Meca.

Intentaron derrocarla en los buenos tiempos de Ben Laden, pero no lo consiguieron. Así que, los opulentos países del Golfo Pérsico saben, como toda monarquía, que se la juegan a vida o muerte. Y por eso, es que apuestan tan fuerte y arriesgadamente. Pues si triunfaran los yihadistas, no se sabe qué harían con ellos. Por eso ellos, como previsores, tienen puesta una vela en el altar de Occidente y otra el altar de los yihadistas.

 

5826. Una se hace piadoso en la tormenta, en la dificultad. Pero en la facilidad, en la falsa seguridad, nos hacemos soberbios, brutales desafiadores a todo  La pregunta es: ¿podemos cambiar esa esencia que tenemos, que hemos heredado?

 

5827. No hay salida, las cosas son como son. Si huimos, si queremos cambiarlo, todo va a continuar pero más agotados por la acción a que nos impela ese querer cambiar la situación.

Si no hacemos nada, todo también va a seguir igual: nacionalismo, las religiones, la política y su corrupción. Pero sin bregar contra ello, sin hacer un problema de todo ello, aunque sea un grandioso y horroroso problema.

 

5828. ¿Eso cómo lo sabemos si no podemos ni hablar ni comunicarnos con dios? Y si lo hiciéramos como ese dios es un invento de nosotros, tal vez, según nuestra imaginación y desespero podríamos decir que sí que hablamos, oramos, nos comunicamos con dios.

 

5829. ¿La idolatría, adorar imágenes de piedra o madera, en pinturas o en fotos, es eso espiritualidad, religión. o es ignorancia, superstición?

 

5830. La fe nos puede salvar, pero nos puede destruir con su maldad. Todos los guerreros que ha habido y que hay, todos los dictadores y tiranos, tenían un gran fe en lo que hacían y por eso lo hacían. Pero esa fe absurda costaba, cuesta millones de vidas que mueren por los efectos de las armas, como de las carestías de la mala gestión de los gobiernos que condenan a morir de hambre, de miseria, de pobreza a millones de personas por todas partes.

 

5831. Los males de antes –no importa el tiempo transcurrido- son los mismos de ahora. El Imperio Romano, ¿por qué fracasó degenerado y enloquecido -una especie de nazismo de dos mil años atrás-? Porque estaba dirigido, era una creación de las personas, una creación humana. Y las personas ya sabemos como son: egoístas, con miedo a todo, y por ello es que se hacen guerreros, capaces de matar sin sentir ninguna empatía ni compasión; y por eso lo hacen, si no fuéramos así no lo haríamos.

 

5832. Ese relato tan agresivo, violento, de derrotar, poner debajo de sus pies, ¿es propio del que se dice que era un mesías, el amigo de todos, en especial de los pobres, de los que más sufren? Por todo eso, esos libros que leen y le dan tanta autoridad, ¿no se dan cuenta que son un impedimento para su liberación, la no dependencia?

Pues sin libertad, no hay amor.

 

5833. Si no hay dolor, no hay despertar, no hay libertad, no hay plenitud, gozo, éxtasis, dicha. O sea que el dolor es también todo eso que nos causa tanta felicidad. Por eso, en la huida del dolor no hay inteligencia, sólo hay desorden y confusión.

 

5834. Evitar los pensamientos que nos debilitan, es una especie de huida. Por eso, es mejor comprender eso que está sucediendo: la actividad mental que no nos gusta.

Así que, si vamos más allá del ‘me gusta’ y ‘no me gusta’, entonces esa actividad cesa y desaparece.

 

5835. Dios no necesita bendecir o no bendecir, no necesita hacer nada. Porque él es todopoderoso, lo sabe todo, todo lo que ha hecho tiene su orden, está en orden.

 

El problema, éste también es de dios, es que a las personas, a la vida, la ha creado de manera que hemos de luchar para sobrevivir unos con otros –las personas contra los animales, personas contra personas, los jóvenes contra los viejos, los ricos contra los pobres-, hemos de sufrir, tener dolor, inmenso y perturbador dolor.