Torni Segarra

Seleccionar página

2779. Mientras estén bajo la pata de los nacionalistas centralistas fascistas españoles de Podemos, serán sus siervos, sus criados, indignos y traidores. Sólo tienen palabras y más palabras, pero son la misma casta de todos los partidos españoles.

Además si Podemos se hiciera independentista de verdad, ¿cómo se lo tragarían los españoles castellanos de Ávila, Segovia, León, Zaragoza, Zamora, etc.? No se lo perdonarían y se volverían locos. Está claro que la libertad sí es un privilegio, una fortuna que uno tiene.

Y por eso, uno tiene que comprender ¿qué es la libertad? Y eso ya es otra cosa. Y vivir, hacer posible que la libertad debe ser para todos, es lo más difícil de la vida.

 

 

2780. Para observarnos cómo somos es preciso verse en la relación con los demás, donde ahí estamos viéndonos cara a cara con la realidad. Si no hay relación no hay vida.

Nosotros como tenemos miedo a perder lo que tenemos, lo que somos, rehuimos la relación, intentamos acomodarla a nuestros deseos. Pero como eso no es posible, es por eso que estamos en el fango hasta las rodillas, clavados. Forzando, con toda clase de esfuerzos con su brutalidad, su crueldad,

¿Cómo vamos a ver que todo esfuerzo por cambiar lo que es, la realidad, nos debilita, entramos en conflicto y ya estamos perdidos con las peleas, los dramas de cada uno que quiere imponer a los otros? Cada uno tenemos nuestro drama, que básicamente es igual al de los demás: un fracaso e imposibilidad de conseguir lo que queremos: placer, siempre más placer.

Y hasta que no veamos que esa búsqueda de placer es como un veneno que nos puede matar, verlo con la muerte como si estuviera a nuestro lado, habiendo pasado antes por toda la agonía, no podremos liberarnos.

Sólo hay que ver las cosas tal cual son. Y en ese ver si verdadero, ahí está el orden que es amor.

 

 

2781, Demasiado caudillismo; demasiado seguimiento como borregos; demasiada idolatría como los beatos católicos; demasiados únicos salvadores. Y todo esto va contra lo que pretendemos que suceda: un cambio radical en la sociedad corrupta e inmoral.

Pero para ello, hemos de empezar por nosotros mismos, no esperar a que el líder haga todo el trabajo ya que eso es absurdo, pues no lo puede hacer. El cambio radical sucede cuando uno descarta eso que ve en los otros como una falta, un agravio, una injusticia, una falta de respeto, de honestidad. Porque cuando uno ve en el otro las faltas, las corrupciones e inmoralidades, también está viendo las suyas, ya que todos somos básicamente iguales en lo psicológico. De manera que si yo cambio, eso va influir en cada uno de los demás, ya sea en el lugar donde vivo, o a ya sea en la otra parte del mundo, a miles de kilómetros.

 

 

2782. ¿Nos damos cuenta que los retos siempre son los mismos: el que manda y el que no manda? El que manda lo hace para que haya orden. El que no manda, salvo raras excepciones, va contra el que manda porque le impone el orden preciso y necesario.

La diferencia está en las maneras de cómo se impondrá el orden, tan preciso y necesario para que no llegue la anarquía, el desorden, el caos. Y ese mismo orden ha de nacer de las instituciones, los que las dirigen. Pues es absurdo pretender generar orden si uno está en completo desorden. El desorden es la corrupción, la inmoralidad, operando.

 

 

2783. Daniela. ¿Qué harás si tú tuvieras que soportar a un vendedor, sin permiso, montar un sitio de venta en la puerta de tu casa, donde la gente se amontona, interrumpiendo tu paso al entrar y salir, que hacen suciedad, etc., que la mayoría están envalentonados, ya que son jóvenes, fuertes, y te pueden tratar con irrespetuosidad? Ellos tienen un mal destino: veo a muy pocos vendedores haciéndolo legalmente, tampoco veo que quieran ser carpinteros, pintores, albañiles, fontaneros, trabajar en restaurantes, etc. 

Y tal vez ahí esté la solución: ¿ellos que quieren en realidad: lo más fácil y divertido, o quieren integrarse verdaderamente? Para ello, si lo quieren, primero han de respetar las leyes, la manera de vivir, mezclarse con todos. Ya que sin ser legal, se monta una mafia porque se tiene miedo a los que no son como ellos.