Torni Segarra

Seleccionar página

5847. Creo que has banalizado un poco diciendo que la guerra de Siria, y todos los que participan en ella, lo hacen por negocio. Y que no se puede vencer a los yihadistas, que los presentas como si fueran vendedores ambulantes que van por la calle ofreciendo sus servicios, en este caso religiosos. Sé que todas las cosas que suceden por graves que sean, se pueden ver desde una inmensa panorámica y decir: Nada nuevo bajo el sol. O se pueden ver las cosas de una manera más micro y ver toda la miseria y la locura humana.

Cuando se sabe que un ejército, o bando más poderoso, puede aplastar y destruir a otro que lo es menos. Otra cosa son las consecuencias de esa victoria y destrucción del enemigo. Como pasó en Irak, en Libia, etc., que destruyeron a los que mandaban allí e hicieron las cosas de manera que provocaron un vacío de poder, que los yihadistas se han aprovechado para desarrollar sus maneras e ideas de un califato.

Tú transmites una imagen de una especialista, como un médico que no le da importancia a la enfermedad del que va a él para que le cure. Pero el enfermo y sus parientes y amigos, sí que le dan importancia, están preocupados porque ven que el enfermo está realmente enfermo.

Otra cosa es, como dices: no sobredimensionar el problema y tranquilizarnos. Aplicando eso de: Nada nuevo bajo el sol.

 

5848.  Ante todo disculpa la tardanza en contestarte. Pues, no había visto tu respuesta que estabas abajo de mi escrito que recibiste.

*Pregunta: ‘¿Qué te hace pensar que un Estado catalán será más eficaz contra la violencia machista (por ejemplo) que el Estado español? Me gustaría sinceramente que me lo explicaras.’

Respuesta: Ya te lo expliqué en el escrito que recibiste: mientras haya una imposición de unos contra otros, las cosas no irán bien, pues habrá desorden y confusión, falta de respeto, agravios. Y por eso, como con los problemas de las parejas, está la ley y el juez que intenta solucionar de la mejor manera una separación.

Sin embargo, como tú sabes, el problema está cuando uno de la pareja no acepta la separación. Y eso, es lo que hace España, y su nacionalismo centralista, cuando no quiere saber nada a la hora de consultar con un referéndum a los catalanes si quieren la independencia o no. No aceptarlo, ya quiere decir de quién estamos tratando. Es decir, siguiendo con el símil de la pareja ante el juez que los separa, una parte no aceptarlo ni quererlo reconocer. ¿Verdad que parece peligroso, de subdesarrollados?

*Pregunta: ‘Cuando comparas España y Cataluña con una pareja, es porque piensas que Cataluña tiene una sola voluntad, como si fuera una sola persona. ¿Qué haces de los catalanes y catalanas que no quieren separarse de España (y somos el 50% arriba o abajo)? ¿No existen?  ¿No cuentan?’

Respuesta: Es que no lo captas. Todo lo que nos pasa se puede solucionar sin intervenir un tercero que hace de autoridad, o sí. En democracia los problemas se solucionan mediante el arbitraje de un tribunal internacional o de un estado. Pasa como en las elecciones que gana la mayoría. Y los que pierden, tiene que asumir la nueva situación. Esto es la democracia. ¿No te gusta?

 

5849. Las consecuencias de la intervención militar en Siria, son las mismas que las de toda intervención militar: violencia y guerra.

Pero ahí no acaba todo. ¿Cómo se resuelve el problema del terrorismo yihadista que asesina en las grandes ciudades del mundo? No a largo plazo, sino ahora.

Hay una pregunta para los que no quieren que se intervenga en la guerra: ¿Si uno es atacado por los terroristas y herido grave, y a su hija y a su esposa las matan en el mismo ataque, cuál sería su actitud?

Hay otra cosa: mi pacifismo no lo puedo imponer a los que no lo quieren, a los que se quieren defender. Pues si lo impusiera sería casus belli, sería hacer la guerra mediante el conflicto, el enfrentamiento, etc.

 

5850. Cuando estamos distraídos es porque estamos desinteresados, como si no nos interesara nada de la vida. Pero esa especie de desapego, es negativo porque está falto de pasión. Y por eso, se convierte en depresión.

El desapego no tiene amargura, ni es una revancha contra alguien o algo, es la libertad con respecto a todo lo mundano.

 

5851. Eso es tan cierto como el aire que respiramos –el bien atrae al bien-, veamos o no los resultados. Y al revés también, la energía del mal llama al mal.

Pero a veces, como empieza en el relato de ‘La amabilidad contagiosa’, tiene como inicio el dolor que siente el niño al caer al suelo. Y, con la descarga de amor, que recibe el niño con la ayuda del que sale de la tienda, es cuando empieza todo.

El bien no hay que hacerlo esperando unos buenos resultados para nosotros, hay que hacerlo como si estuviéramos rascándonos una oreja, con toda naturalidad, libre de afectación, de vanidad. 

 

5852. El pecado, que es dolor, es el que puede llevarnos hasta el abismo de la vida. Y tal vez, despertar a la realidad, a la verdad de lo que es la vida.

 

 

5853. Al amor no hay que sustentarle, apuntalarle, ayudarle. Antes al contrario todo eso que son deseos, es lo que se opone a que el amor sea. El amor llega de la nada, porque es la nada en acción con la vida y los que están viviendo en ella.