Torni Segarra

Seleccionar página

 2801. ¿Otro nacionalista centralista fascista español, dogmático como un beato católico, idólatra, supersticioso?

 

 

2802. Para orar, dar buenas vibraciones, no es preciso encender cirios, etc., porque es un gasto que no sirve de nada. Es mejor que demos el dinero a los menos afortunados que no tienen nada.

Los cirios, etc., es cosa de beatos supersticiosos.

 

 

2803. ¿Avanzar hacia dónde si no hay camino ni sendero ni final? Todos los conceptos son una ilusión, el ego y todos sus inventos: el cielo, el paraíso, la liberación, la iluminación, la reencarnación, el infierno, el bien y el mal.

 

 

2804. ¿Qué había antes del comienzo de la formación del Universo? ¿Y si ese qué había lo repetimos a cada situación, qué es lo que pasa, qué es lo que queda, dónde estamos?

Entonces, ¿Qué es lo que queda? Una especulación, un entretenimiento.

 

 

2805. Pero eso no es seguro. Hay que advertir que el más enamorado del mundo, puede dejarlo de estar en cualquier instante. Porque la vida, las personas somos ingobernables.

 

 

2806. La mente, con el pensamiento, no son capaces de comprender la realidad. Pues no sabemos exactamente cual va a ser el resultado de todo. Por eso, sólo queda vivir todo lo que nos llega, sin resistencias ni huidas ni agarrarnos.

 

 

2807. Nadie sabemos dónde hemos de ir. Y por tanto, tampoco nadie sabe a dónde ya no tiene que ir. Porque el que dice que sabe es que no sabe. Porque ese que dice que sabe es el ego, que sólo genera confusión y desorden, violencia y guerra.

 

 

2808. Todos tenemos los mismos defectos y virtudes. Lo que sucede es que cada cual lo tiene, lo vive, a un nivel diferente de algunos otros. Es muy difícil que dos personas tengan el mismo nivel de sensibilidad, de espiritualidad, artístico, de acción, etc. 

 

 

2809. ¿Toda práctica embota a la mente, la hace estúpida al tener que depender de esa disciplina? Todo en el ámbito espiritual, psicológico, lleva la misma dirección: la libertad, la autonomía. Y a eso no hay alternativa, porque la libertad es orden, el máximo orden posible.

 

 

2810. Hay una ley de la naturaleza que dice que cuando hay abundancia de frutos, de comida, cuantos más coman menos se pudrirán, se destruirán.

Eso es a un cierto nivel. Porque aunque se pudrieran los frutos, la comida, sería alimento para otros, nutrientes para la tierra.

Eso mismo pasa con el cuerpo, si está bien alimentado y descansado, si no tiene una actividad que suelte la energía en algo que hace, lo que ha ingerido se puede convertir en veneno.  

Así que en la tierra, queramos o no, todo se basa en el dar. Dan las nubes lluvia, los ríos agua, el sol la energía primordial, todo depende de todo por lo que es preciso dar, compartir, ofrecer.

 

 

2811. Ni existe la paz democrática ni en ningún régimen, sistema político o religioso, puede existir. Porque las personas para sobrevivir han de hacer la guerra. Primero con pensamientos y sentimientos, luego con posturas corporales, después dándose empujones y golpes con las manos, y finalmente usando armas como un bastón, una lanza, una flecha, una espada, cuchillos, usando pólvora para lanzar proyectiles -balas, bolas de hierro- y lo último todo el arsenal de armas: proyectiles, bombas atómicas, aviones, drones, para matar y destruir a los que también quieren matar a los otros, que les atacan para matarlos.

Y eso son los dos bandos, como en un partido de fútbol: todos contra todos. Ese es nuestro destino. Aunque cuando hay una cierta armonía, estamos más agotados, cansados, o vivimos teniendo básicamente lo necesario para sobrevivir. el deseo de matar porque nos molesta un contrario, un competidor a la hora de encontrar comida, ropa, albergue, trabajo, pareja, etc.  

Eso en la naturaleza se ve claramente: cada animal depende otro para sobrevivir y como nadie quiere morir se defiende y ataca cuando intentan comérselo.