Torni Segarra

Seleccionar página

 5854. Lo curioso es que todos lo sabemos pero no podemos hacer nada. Pues dicen los especialistas económicos que si Qatar y Arabia Saudí retiraran todo el dinero, todas las inversiones la bolsa de Wall Street se hundiera y con ella toda la economía Occidental, lo que vale decir la mundial. Por lo que estamos atados de pies y manos por las monarquías del Golfo Pérsico. Que hacen toda clase de tonterías -incrementar el yihadismo- hasta no se sabe dónde.

Hay algo de lo que no se habla, y es que el Corán desaprueba la usura. Y falta saber si los yihadistas tan mimados y apoyados por los ricos, se van a meter con ellos para purificarlos

 

5855. Falta saber a qué llamamos perfección. Si miramos observando a la tierra desde fuera de ella. ¿no vemos un gallinero donde impera la ley del más fuerte, no vemos que ese gallinero está sucio, repleto  de basura, demasiado lleno por lo que hay falta de espacio, peleas, luchas, violencia, crueldad, guerras?

Ahora bien, si consideramos a los hombres como meros animales, que tienen el mandato de sobrevivir, entonces los hombres son perfectos, igual  como lo son los elefantes, los leones, los lobos o chimpancés.

 

 

5856. Si hay buenas razones para que haya amistad, entonces eso no es una amistad como lo dices,  verdadera, sino que es un negocio. De tú me das, yo te doy. Y los demás que no nos molesten.

 

5857. Hay algo extraordinario que no se ve por los ojos: todos estamos conectados. Más aún los que nos conocemos, ya sea cerca o lejos. Nada más hace falta pensar, que es como sacar nuestra energía e irá a encontrarse con  el que tenemos amistad, afecto, en la mente.

 

5858. ¿Pero cuánta demagogia? Si no hubieran hecho los recortes dictados desde Bruselas y Madrid, ¿qué hubiera pasado? Investíguenlo, caliéntense la cabeza. Y no tengáis la actitud de los fachas nacionalistas centralistas españoles.

 

5859. Estás tan ofuscado, empeñado y borracho en el centralismo español, qué harías creer que un burro vuela.

 

5860. El amor no quiere nada, por sí mismo él se vale. Por tanto, no le importa que las personas vengan o se vayan, tengan una u otra actitud. Pues, el amor descarta como si no lo hiciera lo negativo.

 

5861. El absurdo no es sabiduría. Puede llegar a ella mediante metáforas, expresiones sagaces.

 

5862. No te preocupes. No pasa nada ser cómo uno es. Los otros hacen los mismo: se las arreglan como pueden.

 

5863. Porque cuando alguien nos insulta, está lleno de rabia, de celos, si le hacemos caso estamos adoptando la actitud de un psiquiatra, que escucha y acepta todo lo que le dicen para que se vacíe el envidioso, el alterado, el que tiene un problema mental.

Si no se escucha a las personas alteradas, que necesitan expresarse, esa energía negativa permanecería en ellas. Pues no hay un vaciamiento de la mente, de la conciencia.

 

5864. Los milagros ocurren cada día, a cada instante, de lo contrario ya estaríamos muertos. Pero esos milagros a favor nuestros, van en contra de los otros. Cuando en el último minuto un jugador de fútbol le da la victoria milagrosamente a su equipo, ese milagro hunde al otro equipo, a su contrario.

La vida no es lo que nos cuentan, que es  todo superficialidad, banalidad, egoísmo puro para engañar y adormecer, y así seguir teniendo ventaja en todo lo que es posible.

 

5865. La idolatría -adorar a imágenes de madera, de piedra, de pintura, fotografiadas- no es sano mentalmente. Porque se está viviendo en el absurdo de lo que no es, convirtiéndolo como si fuera verdadero.

Lo único que es realmente verdadero, son las personas que están vivas, las que conviven con nosotros. Y es a ellas -psicólogos, psiquiatras, médicos, especialistas-       donde hay que acudir cuando tenemos problemas.

De lo contrario, todo es superstición, condicionamiento.

 

5866. La paciencia para no tenerla, no hacernos falta,  hay que comprender el tiempo psicológico. Uno quiere algo, pero aún no lo tiene, aunque lo desea fervientemente, pero no puede venir. ¿Qué ocurre entonces? Pues que la mente en vez de atenerse al hecho del ahora, de lo que es en este momento, se proyecta e inventa el futuro, lo que debería ser. Por tanto, cuando la mente comprende todo el proceso del tiempo, como pasado, futuro, presente que es el enlace del pasado con el futuro, es cuando no hay necesidad de paciencia. Porque no se necesita, pues el deseo se ha secado. De manera que sólo existe el presente, el ahora.