Torni Segarra

Seleccionar página

 2827. La vida no es ni cuesta arriba ni cuesta abajo. La vida es la vida, tal cual es, sin explicación, ni entendimiento. Es cuándo lo mencionamos, lo decimos, que hacemos un  concepto, una idea, y todo lo que viene detrás: repetirlo y creérnoslo.

 

 

 

2828. El amor y el miedo no pueden ir juntos. Cuando hay amor no sabemos eso del miedo lo que es, Porque el miedo es fruto del pensamiento, del tiempo, es el pasado, lo conocido, y el amor es siempre en el ahora y por tanto lo desconocido.

 

 

 

2829. Quienes nos enfadan nos generan desorden. Y en el desorden, por eso es desorden, creemos que solamente los otros son los que nos lo generan. Por eso, al seguir en el desorden, culpamos a los demás de todo lo malo que nos suceda, pasa,

 

Pero cuando me doy cuenta que el ‘yo’ es un invento, es falso, entonces es cuando llega el entendimiento, la inteligencia, y pone todas las cosas en su sitio: sabemos la parte que cada cual cuando tenemos en un litigio, un conflicto.

 

 

 

2830. Los sabios saben que la historia vuelve a repetirse porque el ser humano aparentemente no puede cambiar, liberarse totalmente de su parte animal, ni tampoco de su parte racional.


Por eso, se cambia de decorados, de herramientas, inventamos las ciencias para poder hacer los prodigios que hacemos; incluso podremos vivir mil años.
Pero ese paradigma de división, de miedo, de conflicto que genera todo el desorden que hay, y en el que vivimos, siempre está ahí.

 

 

 

2831. El pensar positivamente tiene su trampa: que el ego puede seguir inventando que todo es positivo y estamos al borde de un precipicio. Por eso, para que llegue lo positivo se ha de descartar lo negativo. Porque lo que no quiere jamás el ego, es negarse, renuencia, perder, ceder, morir.

 

 

 

2832. Cuando hay discernimiento, comprensión, entendimiento, cuando opera la inteligencia, ¿para qué queremos la fe si es una actitud ciega, dogmática, miedosa? Porque si ha de venir el mal, lo que no nos gusta que venga, ¿qué problema hay? Por eso en la fe, en las plegarias, los rezos, los ritos supersticiosos, en todo eso está ahí el egoísmo.

 

 

 

28333. La depresión es una frustración de algo que necesitamos, o creemos necesitar, y no llega. Entonces, uno si no comprende el porqué de esa frustración -o sea que se rebela contra ella- ha de ir hasta el final para ver qué es eso que se me oculta y que me está destruyendo.


¿Cura esto la depresión?: no. Pero nosotros ya hemos visto su juego, sus maneras, su trama: la miseria humana, que queramos o no siempre estará ahí. Sin pelearnos, porque nos hemos hecho amigos. Y finalmente hemos descubierto que todo es una mentira: porque el que se deprime no existe, el que se deprime es el ego, el ‘yo’.

 

 

 

2834. Gracias por las informaciones, pero no necesito tus servicios. Mis asesores informáticos nunca me han advertido de lo que tú me dices. Que por cierto es muy fuerte: ‘Quería asegurarme de que es usted consciente de que su licencia de seguridad de archivos ha vencido ahora por completo’.

 

Por tanto, como ya le he demostrado tantas veces, siento decirle que no voy a hacerle caso. Es decir, lo que tú me quieres vender no lo compraré, porque no lo necesito. Si todo fuera tan grave como tú lo presentas, los ingenieros informáticos, los que se encargan del funcionamiento mecánico del ordenador, lo habrían dicho. Con afecto

 

 

 

2835. Si todo está unido, forma una unidad, ¿qué sentido tiene hablar de energía masculina o femenina?


Lo que nos interesa es estar libres de división, de miedo
entre nosotros, para que así toda la energía que es posible llegue a nosotros. Para poder vivir en armonía, sin conflicto, respetándonos, con amor.