Torni Segarra

Seleccionar página

 3304. Una persona tan honesta, ¿cómo podía soportar toda la marrullería del partido que por fin ha salido? Un partido nacionalista centralista español, es perdedor en Cataluña. Ninguno es hegemónico, a pesar de todos los experimentos para imponerse. Pero no se dan cuenta que al ser nacionalistas centralistas, se oponen a las siempre aspiraciones de libertad. Porque esos partidos están contra ella. Lo que quiere decir que es absurdo: ir a vender un producto que sólo lo quieren unos cuantos, por lo que siempre son perdedores de cara al poder.

 

3305. Sólo he dicho que todos somos borregos. Si quieres esconder la cabeza bajo el ala, ese es tu problema.

 

3306. Tú te quejas y hablas mal de personas, diciendo que si son nacionalistas, que si quieren la libertad, etc, Una pregunta: ¿Tú no haces lo mismo, al igual que todos los demás, pero con tu negocio que es tu nacionalismo, tu país, tu patria?

Hay aquí un grave problema: los que nacen ricos se creen que tienen un plus de ventaja ante cualquier circunstancia, problemas. Pues las naciones grandes -con sus grandes nacionalismos-  creen que los otros que no son tan grandes, no deberían de buscar la libertad, que ya está bien todo como está. Comportamiento burgués, carca, facha.

Es decir, no hay empatía, como no la hay entre el rico derrochador, insensible, indiferente, indolente, ante los problemas de los menos afortunados, de los pobres, los miserables. Eso es todo.

Mírate cómo vives, las ventajas que tienes con tu centralismo fascista español, que se cree que es el dueño de todo, cuando no lo es.

Por cierto, eres un ignorante de lo que hablas cuando sólo acusas, haciendo proclamas para lanzaros a lo que más os gusta: el asalto.

Después de cuarenta años de una dictadura nacionalista-católica, centralista fascista. Con su condicionamiento os ha invadido de manera que, como hizo el dictador sanguinario Franco, amigo colaborador de los nazis, Hitler, y de los fascistas de Mussolini, sólo queréis dominar, mandar, amenazar, imponer.

Porque la lección os la han dado desde siempre: dominar a fuego, sangre, muerte, a todos los que querían la libertad para ser quienes son, eran, hablar su idioma, tener sus propias leyes, sus parlamentos, sus maneras particulares, propias, etc,

Y esa actitud, que es fruto del condicionamiento, está ahí queramos o no. Lo tenéis como un derecho, un plus, pues es lo mismo como si los demás fueran de vuestras colonias.

 

3307. El desorden es el resultado de nuestra manera de vivir. El desorden es hacer lo que tenemos que hacer, de manera que todo complique aún más las cosas. Y eso quiere decir, que todo lo que necesitamos para sobrevivir lo estropeamos, ya sean los muebles, todo lo de la casa, lo de la calle, ya sea el cuerpo, ya sea todo lo que es la naturaleza.

Es muy difícil que cambiemos nuestra actitud, pues a cada avance tecnológico que aceptamos, que incluimos a nuestra manera de vivir, nos adaptamos a él de manera que ya no podemos vivir sin él. Por lo que se necesita mucha energía pata descartar eso que nos ayuda tanto para vivir con comodidad -eso que se dice calidad de vida, que no lo es, porque nos lleva al precipicio-, para que deje de haber tanto desorden.

 

Sabemos  que esto parece imposible, pero al menos lo hemos de saber, hemos de saber la tierra que pisamos, ser conscientes de eso que estamos haciendo y provocando: que la tierra se convierta en una cloaca.

 

 

3308. En la vida tenemos infinitas posibilidades para que llegue lo nuevo. Solamente hace falta descartar lo viejo, el pasado.

 

 

3309. Lo que aceptamos nos transforma porque al estar con ello -sin dividirnos- nos enseña y hace comprender de qué se trata. La comprensión es básica para hacer que el orden llegue, al descartar el desorden.

 

 

3310. La ira es una reacción natural ante un hecho que no podemos eludir; en cierto modo, es necesaria para la supervivencia.

 

El problema está cuando la ira va más allá de la protección. Y pasa a ser un problema psicológico: si alguien me hace daño, surge la ira, pero si en el momento de verla no hago nada, al contrario siento placer y me dejo llevar para proseguir sintiendo más placer, ahí está el problema.

 

 

3311. El conocer, la curiosidad, también es infinita. Y puede convertirse también en un problema. Todo depende de la necesidad para sobrevivir adecuadamente.

 

 

3312.  Para pedir a dios, nos hemos de convertir en dioses. Porque así comprendernos el misterio de dios.

 

 

3313. El problema está en el que juzga para decir: quién es impío, quién es el pecador. Pues el juez también participa de los pecados y de las malas obras.