Torni Segarra

Seleccionar página

3362. Los otros siempre van a decir que hacen lo mismo que tú. Y al fin y al cabo es verdad, aunque usemos palabras diferentes. Porque en realidad todos somos básicamente iguales psicológicamente.

 

3363. ¿Ven cómo les gusta la pelea, el agravio, la jarana, el dominar, el ser fachas fascistas -también los hay de izquierdas- ? Cuando no es el País Vasco, es Cataluña, es Sur América, siempre queriendo someter, dominar, que solamente es para explotar en todos los ámbitos, ya sean económicos, culturales, políticos, etc.

Es porque no somos sensibles que queremos que prevalezca lo que nosotros decimos, aunque sea absurdo, ridículo. Pero eso, es por el nacionalismo español, que como todos los nacionalismos, necesita alimentarse, refundarse, para sobrevivir.

Si esa fiesta agravia, molesta a los americanos, ¿por qué no cesa y así todos amigos? Los amigos no lo son sólo por nombrarlos, son por los hechos. Y trescientos millones agraviados es un mal negocio para los españoles y su tonto gobierno que no se da cuenta que está perdiendo el afecto de una parte del mundo.

 

 

3364. Esa comparación es superficial, infantil, porque es como decir si ahora saliera otro grupo terrorista y alguien dijera: ‘Matan, ponen bombas, etc., pero no lo hacen como los terroristas que padecimos hace unos años, son un poco más moderados’.

La violencia, los asesinatos, pocos o muchos, no es cosa de frivolizarlos con comparaciones jocosas, cínicas. 

En América, tanto en el sur como en el norte, se asesinaron, explotaron, humillaron, violaron, a millones de personas. Primero, ellos -los pobladores, dueños de la tierra, de todo lo que había allí- no sabían trabajar al ritmo europeo. Y los mataban por rebeldes, o reventados por estar todo el día trabajando tan solo para poder comer. Y todo lo demás no hace falta que lo cuente y exponga, porque es la parte más violenta y cruel: los enfrentamientos, los asesinatos, las venganzas, la guerra.

Y todo eso con el agravante de que los europeos invasores, ladrones para los reyes tiranos chupadores de sangre, siempre eran los superiores en armamento, en la tecnología, y los pobladores eran pobres, atrasados, subdesarrollados.

Y aunque la Iglesia Católica, lo sabía todo de primera mano –como siempre aunque se hagan los bobos-, tanto allí como en Europa, callaba porque los beneficios de la rapiña, de todo lo que robaban también había parte para ellos. Por lo que todos eran corruptos criminales. Pero que eran respetados como aristócratas, generales, cardenales, obispos, traficantes de esclavos, negreros, y toda la gente que atraen esas maneras de actuar, esas maldades,

 

 

3365. Pero ese recordatorio tan caro, con toda la violencia de ver un desfile militar, que como todos son intimidatorios, agresivos, fuera de lugar para unas personas normales, civilizadas, que tienen a los militares como unos empleados, unos funcionarios más, sujetos, controlados, y que saben que si no cumplen se van a ir a la calle, ¿tiene sentido si hablamos de paz, de hermandad, de afecto, de cariño, con los americanos?

¿No crees que se pasan al gastarse ese dineral por una vanidad exhibicionista, habiendo la pobreza, la miseria, los desahucios diarios, los millones de parados? ¿En que mundo viven esas personas que parece que no se enteran de nada, que parecen indolentes, insensibles, indiferentes al dolor de los más desafortunados, los más desgraciados?

 

 

3366. Lo que está claro es que los invasores después de cinco siglos -ahora también se sigue haciendo el holocausto, el genocidio, por la explotación de las empresas españolas, europeas, a los que viven allí en Sudamérica-, ha habido tiempo para matar o eliminar a los dueños de esas tierras tan ricas, vírgenes, y pueden poner los números que quieran pero nunca lo sabremos con exactitud.

Lo que sí que sabemos es que los europeos, se ensañaron con los pobladores. Simplemente porque querían robarles la tierra, los países, todo el continente. Y eso es evidente que no se hace con unas cuantas batallitas, sino con un holocausto, genocidio contra una raza, unas personas que no podía defenderse ante tan cruel, desarrollado asesino, ladrón, descarado, invasor.

 

 

3367. Ves con cuidado con ciertas personas, que son nacionalistas cerriles españoles, que son capaces de ir a América a arrancarte la piel porque no estás de acuerdo en que solamente ellos tienen la razón.

Ya que son fanáticos, herederos de la peor Inquisición, que fue la Española, y del dictador Franco, fascista, con amistades y colaboradores genocidas.

 

 

3368. Todos en este mundo desarrollado, rico y poderoso, formamos parte del drama de la explotación de Sur América, de África, etc., de todos los pobres que son engañados, maltratados, tratados como bestias de carga.

Sé que esto no va a cambiar a ese capitalismo cerril, inmoral, corrupto, ladrón. Pero hay que saberlo para que no nos engulla como a tantos millones se los traga y los maneja como marionetas, robots programados para trabajar y que esos ricos, por su locura, quieran ser aún más ricos.

 

 

3369. Has escondido lo que hicieron los virreyes, los reyes, los generales, los terratenientes, los ricos, todos los que participaban en la cadena, en la trama del poder, de los españoles que invadieron Sur América, Que como tú sabes también se trata de millones y millones -no ponga la cifra para que cada cual ponga la que su entendimiento le diga- de víctimas asesinadas.