Torni Segarra

Seleccionar página

2271. Está muy bien, Álvaro.

Tal vez, demasiados nombres para tan poco espacio -los nombres de personas sobresalientes me turba, porque es como si me obligaran a leerlos-.

Creo que lo que determina a los catalanes ser como son, es el lugar donde está ubicado el lugar donde viven: entre la orilla del mar Mediterráneo y la frontera natural de los Pirineos -que es también política, cultural, etc.-. Es decir esas dos fronteras: el mar por donde recibía y enviaba de todo y la pirenaica que la conectaba con un mundo muy superior a ella y a sus otros vecinos aragoneses, españoles, Ah y el clima suave tan idóneo para la actividad.

 

 

2272. Esa persona no era creyente. Pues ante dios, si creyera en él, ya tenía bastante. Dicen los creyentes: nada me falta, nada me sobra, con solo tu presencia me basta.

El no creyente, sabe que no tiene nada donde poner sus pies ni nada con que cubrirse. Pero esa es su felicidad. Porque sabe que lo contrario, es el dolor del desorden y la confusión.  

Si tenemos un plan, un camino o sendero, eso va contra lo sagrado de la vida: hacer el menor daño posible a los demás. Pues el plan es como un imán potente que siempre está atrayendo con su poder. De manera que se vive para él, dividiéndonos de la realidad, de lo que está sucediendo. Y si hay división todos los males están desatados para actuar.

Por lo que, la planificación, los senderos, que nos dicen que son adecuados para un fin, para la vida, no lo son. Pues la vida está en la unión total de todas las cosas, que es cuando el tiene la oportunidad de ser.

 

 

2273. La mejor manera de saber compartir todo lo que tenemos, es tener poco, lo necesario. Si tenemos demasiado el desorden y la confusión nos llevaran a la deriva, a la perdición.

 

 

2274. Cundo más luz hay, más actividad. Por lo que todas las actividades se incrementan, incluida la sexual.

 

 

2275. El verdadero sabio es el que es libre. Libre de toda creencia, condicionamiento. ¿Qué es una creencia, el condicionamiento, no es algo que nos divide de los demás?

Así que por sagrada que sea la creencia, la idea o teoría, por halagüeños que sean los personajes, santos, mesías, etc., el sabio sabe que todo eso son impedimentos para que pueda ser el amor. Pues el amor es lo verdaderamente libre y sabio.

 

 

2276. Lo interno es el último escondite, porque creemos que estaremos a salvo. Pero lo interno es más poderoso que lo externo, que las leyes, las normas, las sanciones. Así que lo que somos dentro también lo es afuera. Miremos como somos dentro, en lo interno: somos hipócritas, insensibles, indolentes, indiferentes, a todo lo que está sucediendo. Y eso que somos, es preciso que se manifieste ya sea en el hambre y la miseria que mata, después de la tortura y agonía, ya sea en los malos tratos, a la violencia y la crueldad.  

Y hasta que en lo interno no cambiemos, esas barbaridades, esas bestialidades, van a seguir sucediendo como lo más natural del mundo. Porque desde dentro de nosotros le damos la energía, el impulso, la vida, para que así sea.

 

 

2277. ‘Ir desde lo terrenal a lo Espiritual, de la Tierra al cielo, para bajarlo y ponerlo a nuestros pies. Eso es vivir el cielo en la tierra. Así es el proceso’.

¿Existe algo como el cielo para subir y luego bajarlo? ¿Cómo saben que existe el cielo, el paraíso, han estado alguna vez allí? Hay que ir con mucho cuidado con lo que decimos, que no sean cosas absurdas.

Referente a los horóscopos, que le dan tanta importancia, es algo muy sencillo. De la misma manera que en la tierra hay muchas razas, grupos étnicos, que tienen algunas peculiaridades, pero en lo básico todos somos completamente iguales, nada ni nadie nos va a cambiar, eso mismo pasa en los signos zodiacales a un cierto nivel. Pero como todo esta hecho para los seres humanos, al final sólo queda que todos somos exactamente iguales. Por lo que el zodiaco es como la miniatura de un juego más grande. Es como explicar los límites -los cuatro puntos cardinales- de una gran ciudad, pero de una manera micro. Y ya se sabe cuando más micro, más palabras, más detalles, más espacio a la hora de expandirse, desarrollarse.

Volviendo a lo de las razas. Si uno dice yo soy Inuit -que vive en el Ártico-. Ahí puede acabar todo: porque es un ser humano común como todos. Pero hay otros que quieren saber de dónde vienen, cuántos hematites tienen en la sangre, el número de pulsaciones, cuáles son sus costumbres, etc. Pero todo eso, si sabemos que son seres humanos, ¿para qué sirve?

Los seres humanos el principal problema que tenemos es nuestra manera de vivir, para no generar más desorden, confusión, caos, más dolor.

 

 

2278. ¿Cómo puede uno convencer de que ve el aura de otros? Por lo que volvemos a la creencia, a la idea, a la teoría. Por supuesto que hay una energía, que es calor, como lo hay alrededor de las bombillas que están conectadas y hacen luz.