Torni Segarra

Seleccionar página

2917. He visto en la prensa de hoy tu declaración: ‘Obama dice que quiere una España "fuerte y unida" en la visita del rey Felipe’.

Bueno, eso es tu opinión ante un rey. ¿Tú quieres para ti un rey?

Ahora deberías de recibir el Presidente de Cataluña para completar la información. Si es que eres verdaderamente demócrata.

Recuerda que básicamente es el mismo problema que tuvieron las primeras colonias en EE.UU. ante del Imperio Británico, cuando querían liberarse y ser independientes. Y finalmente lo consiguieron, creando la nueva nación: EE.UU.

Con afecto y cariño.

 

 

2918. Señores, facha es el que se opone a la libertad de otros. Recuerdan cuando un hombre no quiere dar libertad a su pareja: eso es ser facha. Nada tiene que ver quién es o lo qué es.

Los más comunistas, revolucionarios, pueden ser fachas porque obligan, oprimen, son crueles dictadores.

Sin libertad, todo lo que hagamos siempre será cosa de dictadores. No ven la historia. Ahora si quieren ser sanguinarios asesinos para imponer sus ideas, eso es otra cosa.

Yo puedo cuestionar, rechazar, no estar de acuerdo con cualquiera, pero no obligare a ser español, catalán, judío, ruso, alemán, fascista o comunista, ateo o creyente.

Libertad total: esa es la única y verdadera revolución. Todo lo demás es un negocio, burocrático, mercantil.

 

 

2919. Alerta que son fachas y no se enteran.

 

 

2920. No entra en el programa, no generan votos para conseguir el poder. Los colaboradores, que ayudan a los menos afortunados, no quieren el poder. Sólo quieren ayudar en lo que puedan.

Empezando por cambiar la corrupta e inmoral manera de vivir, derrochadora, despilfarradora, caprichosa, llena de vanidad. Es decir, empezando por uno mismo. Pues los otros aunque lo prometan un millón de veces no lo van a hacer. Ya que la persecución del poder los enloquece, confunde, los llena de desorden.

 

 

2921. El problema de las personas es que cada uno defiende lo que cree que es suyo. Tú, María, defiendes lo que crees que es ‘tuyo’, pero otro también defiende lo que dice que es ‘suyo’. Eso no es un problema solamente político, de nacionalismos grandes o pequeños. Eso es la consecuencia de nuestro condicionamiento.

Porque ese mismo problema existe en el matrimonio, en las parejas, en los compañeros de trabajo, en los vecinos, con los padres, parientes, etc,, todos queremos vivir. Y para vivir, como lo queremos todos es cuando llegan los conflicto, el desorden, la confusión. Es como si fuera un partido de fútbol que los dos equipos quieren ganar. Y para ello, han de hacer lo posible.

Pero ese deseo egoísta de ganar, de vivir, de ser, tiene un precio: los demás. Esos ladrones, corruptos, que por su deseo de vivir, han robado todo lo que han podido, ¿quiénes han sido las víctimas? Los que han visto que para curarle una enfermedad, le dan cita para medio año, y muchos mueren. Los niños que van a clase y lo hacen en barracones tercermundistas, como de un país subdesarrollado, también son víctimas del saqueo de los ladrones, corruptos, que por veinte años, otros corruptos, como ellos les han votado.

Por tanto, la solución: todos queremos vivir -vale decir ganar- pero el que menos egoísta es, ese es menos corrupto. Todo lo demás, las políticas, las religiones, las ideas y teorías, todo es mera palabrería que funciona como un negocio para ganar más, imponerse, ya que se quiere vivir más. Por lo que el miedo es el principal, el único enemigo, de la bondad, de la compasión, del amor.

 

 

2922. Si no hay conciencia, no puede haber vida como la tenemos las personas, La conciencia es la que ve, procesa, reacciona, ante todo lo que sucede tanto dentro, como fuera de nosotros.

Cuando estamos dormidos, no somos conscientes, ahí no hay conciencia. Sí que existe la inteligencia del cuerpo que sabe lo que tiene que hacer. 

Pero a pesar de todos los millones de años que tuvieron que pasar para ser conscientes de nuestra maldad, egoísmo, y sus consecuencias, parece ser que aún estemos como hace millones de años: acritud maestramente animal, que sólo responde a su condicionamiento, programación: sobrevivir al coste que sea, cómo sea. Que es el egoísmo. Y ahí están las guerras que son la cúspide del egoísmo. Ahí están los hambrientos, que van a morir ahora o dentro de unas horas, Los refugiados que hacen miles de kilómetros penosamente, porque son perseguidos, los quieren de una manera o de otra matar.