Torni Segarra

Seleccionar página

5528. Notros nunca seremos felices si seguimos aferrándonos a las cosas que nos ponen tristes; y también si nos aferramos a las que no ponen alegres. Pues en todo aferrarse, hay dependencia y dolor.

 

5529. ‘Ignorante que es uno, me pregunto si no habrá otras vías para deshacer el nudo o quitarle la cola de la boca a la pescadilla, para salir de estos ciclos –de violencia- que cada cierto tiempo se repiten’.

 

Para salir del paradigma de acción y reacción, de violencia y contra violencia, uno tiene que comprender la manera cómo funciona el pensamiento. De manera que nos damos cuenta que la violencia y la vida son una misma cosa: la vida sin violencia no puede ser.

 

Pero habiendo visto que para vivir hay que ser violento -hacer daño a otro-, uno intenta hacer el menor daño, es decir la menor violencia.

 

 

5530. Para los pacifistas hay una cosa a favor: que ellos no quieren la guerra, porque tal vez piensan que a ellos como son pacifistas no les va a afectar la violencia en todas sus formas y variantes.

Pero hay un problema para los que no son pacifistas y sí que creen que la violencia en cualquiera de sus formas les va afectar, agredir, matar.

De manera que tanto derecho tiene uno de ser pacifista, como otro de no serlo.

 

Pero claro, todo se complica cuando pasamos del nivel personal, o de grupo, al nivel político. Porque si ganan los pacifistas, los no pacifistas tendrían las de perder. Pues las consecuencias que generan los actos de los no pacifistas, no son las mismas consecuencias que generan los pacifistas.

 

 

5531. Liberar la mente es lo verdaderamente importante. Porque la mente libre de condicionamiento, de ideas, preceptos, etc., es el orden en acción. De manera que todo lo que haga estará en orden, que es inteligencia, sabiduría.

 

 

5532. Si vamos con la verdad por delante, ¿por qué habríamos de convencer a los demás; y por qué habría alguien que estar en nuestra contra? Y si lo está, ese es su derecho.

 

 

5533. Acusas y das informaciones como si fueras un alto cargo del servicio de espionaje de un país importante. ¿Es ese tu caso, o es diversión, trasgresión literaria-poética?

 

 

5534. O de ir más allá de ellas. Pues las palabras no pueden describir lo que está más allá de la mente: la realidad, lo sagrado.

 

 

5535. Los que más mandan a la hora de recoger los beneficios de las cosas bien hechas, también recogen los malos efectos de sus malas y erradas acciones. Por eso, como tienen tanto poder de destrucción -al ser los más poderosos-, los errores que generan son catástrofes con su macabro horror para las víctimas. Pues estamos hablando de violencia extrema y de guerra.

 

 

5536. ‘El que alguien sea un paranoico, no significa que no le persigan.’ Pero ellos, los paranoicos, perciben cosas que los que no lo son no pueden percibir. Por eso, acabo diciendo: cuando el río suena, seguramente, agua lleva. Porque es verdad que la mente tiene la capacidad de inventar otra realidad diferente de la que es, ya sea con imágenes, sonidos, palabras, sensaciones.

 

 

5537. Además de esta pregunta: ‘¿Me pregunto qué vacío interno tienen que sentir aquellos que se abandonan, de esa manera tan absoluta, a alguien, para que maneje sus vidas?’ Hay que hacer otra también muy dramática y escalofriante: ¿Cuánto agravio, cuánta humillación, cuánta explotación, cuánta injusticia, cuánto desprecio, habrán tenido que sufrir para que se genere ese chorro como un volcán de energía para poder asesinar a las personas como si fueran animales y lo hacen para divertirse, y para suicidarse con un cinturón adosado al cuerpo lleno de explosivos, a los veinte y tantos años?  

 

 

5538. Lo más sagrado que hay es la libertad. Porque la libertad es amor. Y desde ese amor, que es orden, todo ha de funcionar adecuadamente. Porque, el orden, el amor, la inteligencia, llevan consigo la inteligencia y la sabiduría.

 

5539. No hay nada nuevo bajo el sol. Se le nota irritado al redactor de la noticia. Y tal vez, por esa irritación, que son celos y odio, no le hace ver que el personaje hace lo mismo que hacen los políticos -con más o menos gracia, según el paso que dé-. ¿Hay alguno que no sea contradictorio, enredador, marrullero, cambiante según le convenga?

En realidad son seres humanos vestidos de políticos, y como en todos los oficios tienen sus maneras, sus amigos y simpatizantes que los veneran. Y sus enemigos, que los odian y si pudieran los destrozarían.

 

 

5540. El problema no está en lo que se dice, ya sea un maestro o gurú, un libro, una autoridad, sino en lo que hacemos con eso que de se dice. Si lo repartimos como loros, si lo queremos imponer a los demás, si lo adoramos porque adoramos al que lo ha dicho y estamos aferrados, poseídos por él. 

 

 

5541. Las afirmaciones rotundas que se dicen como si fueran incuestionables, no lo son. Pues todo lo que se dice, tanto se pueden negar como afirmar infinitamente.

 

 

5542. La ausencia de alguien querido que se desea estar con él, puede generar tristeza, melancolía, frustración. ¿Por qué después de tantos años de ver cómo funciona la tristeza, cómo se genera, tanto en nosotros como en los demás, todavía estamos atrapados por ese paradigma infantil de estar solo, vivir solo -no aislado-, que nos perturba, confunde, nos hace vivir en el desorden?

 

 

5543. La ausencia de alguien querido que se desea estar con él, puede generar tristeza, melancolía, frustración, depresión. ¿Por qué después de tantos años de ver cómo funciona la tristeza, cómo se genera, tanto en nosotros como en los demás, todavía estamos atrapados por ese paradigma infantil de estar solo, vivir solo, que nos perturba, confunde, nos hace vivir en el desorden?

 

Vivir solo, sin ningún compromiso con nadie, ¿por qué lo vemos como un problema? Es por la educación, el condicionamiento que nos ha sido impuesto desde el momento de nacer por la sociedad, por la familia, la educación, la religión.

 

 

5544. Eso de que, os hemos dado, suena como si sólo tú fueras el inteligente, el listo, el dueño, y los otros todos tontos, idiotas. Pero los dueños de algo, que se creen que algo que tienen es para siempre, esos sí que son idiotas, tontos.