Torni Segarra

Seleccionar página

 3443. ¿Tanta crítica literaria retorcida en contra y resulta que gana por 5 a 2? Prosiguen los celos, las envidias, el odio al otro. Os vais a quemar abrasados. 

 

 

3444. ¿No crees que todo eso es una ilusión, un juego, una autosugestión? 

 

 

3445. ¿Crees que vivir en la irrealidad te puede beneficiar? Puede que te pierdas por ese camino y luego no puedas, no  sepas salir.

 

 

3446. De cualquiera de las maneras, estamos construyendo nuestro destino. ¿Podemos crearlo para que sea adecuado, sensible, no inmoral ni corrupto, no indiferente ante todo lo que sucede de desgracias, de amarguras, de líos y jaranas con todo el ruido, la superficialidad, la banalidad?

 

 

3447. Las diferencias entre un radical, que quiere la revolución, están en lo que él haga. Si es sincero, verdadero, o un charlatán pendenciero. Porque las palabras por atractivas que sean no tienen ningún valor. Lo que tiene importancia son los hechos, lo que hacemos con los retos, con nuestra vida.

 

 

3448. Cuando las personas se compran y se venden, ¿qué sentido tiene el hablar de regeneración, de moralidad, de no querer la corrupción? Cuando alguien se vende por trepar, subir la escalera de la vanidad, el dinero, el poder, y el que compra a esa persona, son los dos iguales: materialistas en pos de un deseo que lleva en sí la corrupción y todos los problemas que ello con lleva en la relación con las personas.

 

 

4489. Para Nacho Cardero. Director de El Confidencial.

He leído la noticia de hoy en tu periódico -que no me acepta la cuenta-: ‘Mas dio orden de no negociar su investidura hasta después de declarar ante el juez’.

Y esta es la copia del comentario:

Gracias y disculpa las molestias. 

Decir que ‘una de las fuentes implicadas en las negociaciones’, y creer que las personas que conocen ese diario tan definido, tiene tanto valor como si yo dijera que he ido a Marte y he vuelto. Un poco de seriedad, que no somos niños.

El problema no es solamente decir toda clase de mentiras y falsedades, el problema es por qué lo dicen, dónde quieren ir a parar. Y como ya lo sabemos desde hace tanto tiempo, su valor y frescura de esas noticias, es nulo.

Cambie de táctica, y sea verdadero sin mentir ni inventarse historias. Pero claro has de ser capaz de vivir con poco, con austeridad. Y no como un tiburón que lo devora todo con tal de triunfar, ganar abundante dinero, Y ahí ya hemos topado con lo que no queremos que se nos diga. Pero la solución de los problemas es eso: serenarse, dejar de devorar, ser en vez de pasota alguien sensible al dolor de los que sufren.

 

 

4490. ‘Las religiones de hoy en día son peor que las drogas con todo respeto’. 

Fernando. Pues las religiones de hoy en día no son nada. Las que se hicieron en las Cruzadas, con sus alrededor de doscientos años de guerra con los musulmanes, en Palestina,  porque allí nació y vivió, etc., Jesús, eso sí que era droga y dura. 

Pensemos que en esa época los medios para desplazarse eran a pie o en barco a vela y remo. Y los cruzados salían de Europa y habían de ir allí para guerrear. ¿Nos imaginamos la energía que tendrían para afrontar ese reto, la inversión en dinero, material bélico, etc.? 

Por eso dicen: ‘La fe mueve montañas’. Pero para qué. ¿Para hacer maldades, robar e invadir, guerras, asesinatos en masa?

 

 

4491. "El problema catalán es en una epidemia sin control"

Y, ¿qué, y quiénes, ha generado el virus para que se desencadene esa epidemia? ¿Quiénes tienen la culpa? Seremos todos, ¡no? ¿O seremos tan estúpidos de decir que la culpa la tiene una parte o la otra, ese nacionalismo o el otro?

¿Quién tiene que asumir sus fanatismos, verlos y descartarlos? En la raíz de ese conflicto está la libertad. Y la libertad para que sea ha de haber el que la quiere. Pero el problema llega cuando mi libertad va contra la tuya. Y la tuya contra la mía. De manera que para que haya libertad –al menos para algunos- ha de haber paz, no miedo.

Y para haber paz, ha de haber justicia, no agravios, no racismo, no robar ni aprovecharse del que podemos contra él, porque es más débil.

¿Cuántos estamos dispuestos de querer acabar con los conflictos, teniendo que pagar el precio de renunciar, descartar, todo lo que los generan?

Por eso, en todo pleito, desavenencia, conflicto, la pregunta que lo aclara todo es: ¿A dónde quieres ir a parar con tu actitud?

 

 

4492. La belleza, si podemos verla, crearla, está en todas partes. Sólo hace falta para verla tener paz internamente, sin divisiones ni conflictos.

Porque, de lo contrario, aunque vivamos en un paraíso nos parecerá una birria, o seremos indiferentes.

 

 

4493. En la vida cuando los que tienen vida nos dan problemas, ¿se pueden resolver los problemas que nos generan los que están vivos aplastándolos? Eso es lo que hacemos con los insectos, todo lo que nos molesta, y parece ser que no resulta del todo bien. Pues la tierra parece un basurero listo para el colapso.

Pues con las personas sucede lo mismo: aplastándolas no se solucionan los problemas, se complican más todavía. Pues los dictadores que son los que más aplastan, tienen pánico de vivir y por eso están fuertemente armados, militarizados.

Y no solamente eso, si no que esa maldad inmensa de los dictadores no se acaba con ellos. Pues sus familiares y herederos llevan el estigma del asesino dictador. Y, menuda herencia les deja a sus desafortunados herederos.