Torni Segarra

Seleccionar página

4494. Las necesidades no se atraen, ellas están ahí a pesar de nosotros. Necesidad de comer, abrigo, ropa, necesidad de relacionarnos, de hacer algo. Es como una dictadura contra la que no se puede hacer nada.

 

Las necesidades psicológicas, también se imponen aunque parezca que son más fáciles de descartarlas. Pero no es así, la necesidad de seguridad es tan vieja como la vida misma. Y sigue ahí con toda la energía negativa que nos proporciona, para poder ser agresivos, violentos, guerreros.

 

 

 

4495. Es más importante no estar dividido de la persona que le hemos hecho algún daño, que perdonarla.

 

Porque perdonar es una palabra, un concepto, que no tiene sentido si cuando vemos a esa persona, a la que hemos hecho daño, nos dividimos de ella, le tenemos miedo.

 

Es decir, sólo el amor que siempre es el ahora, es lo que quema todo lo sucedido, aniquila todo lo pasado, lo acaecido ya sea malo o bueno.

 

 

 

4496. Las limitaciones están en la mente. Y también en lo material y físico. ¿Podemos secar un mar, un río, un océano? ¿Podemos evitar que el cuerpo se deteriore y perezca?

 

 

 

4497. Cuando todo en la vida se ve importante, trascendente, es cuando se comprende la realidad. Y eso quiere decir,  que la sabiduría y la inteligencia están ahí.

 

 

 

4498. La parte animal, mientras esté el cuerpo, siempre estará con nosotros. Y el cerebro como parte del cuerpo, con todos los millones de años de experiencias, también va en el bagaje.

 

 

 

4499. Está claro que una vez se pueda hacer, fabricar el cuerpo físico, la psique que es más fácil de instalar -pues sólo es una programación-, hará que aparezca otros hombres, un nuevo hombre.

 

Serán como los coches, o cualquier otra máquina, pero con cuerpo humano. Pero falta ver el resultado de su ‘libertad’.

 

Pues nosotros somos también robots muy desarrollados, con una experiencia de millones de años.

 

Pero lo definitivo es, que como son una fabricación nuestra solamente les podemos transmitir lo que nosotros somos: nuestra moralidad -que no es moralidad en absoluto-, nuestra escala de valores, nuestro paradigma de la vida que se nos impuso desde que la vida es vida, se creó.

 

La diferencia con nosotros puede que esté en que no necesitarán comer. Pero sí que necesitarán repararse las piezas deterioradas por lo que habrán de tener dinero, u otra cosa como pago, para poder hacerse las reparaciones necesarias. Y por lo tanto, también necesitarán hacer algo, como ganar dinero, hacer algo a cambio de esas reparaciones -operaciones quirúrgicas-.

 

Otra pregunta, como todo lo que existe necesitará energía., ¿de dónde, cómo sacarán la energía para poder subsistir, funcionar, que será como la batería, la energía eléctrica, la gasolina?

 

 

 

5000. No se puede asociar a dios con nada. Por lo que toda explicación afirmativa, como negativa, es una especulación, una pérdida de tiempo.

 

 

 

5001. Al tener tanto poder, los políticos se hacen descarados, sin vergüenzas, indiferentes. Y se convierten en sumamente peligrosos para la sociedad, las personas. Pues con sus secretos, pueden atreverse a hacernos mucho daño e incluso matarnos.

 

Hace un alrededor de un año, el ministro de economía japonés dijo que si se muriesen todos los viejos, la crisis se resolvería.

 

 

 

5002. Orar es como pedir alguna cosa a alguien que no existe. Pero nuestro condicionamiento, superstición, dice que sí que existe: dios, o un santo, etc.

 

Por esa ignorancia es que cuando la petición no es concedida tenemos ese sentimiento de culpabilidad, de estar en pecado, ser impuros, no merecedores de eso que hemos pedido, rogado, suplicado.

 

Sin darnos cuenta que todo viene de la nada. Y en la nada no se puede tratar, conversar, hacer negocios o intercambiar alguna cosa. Porque la nada es lo nuevo, lo que nadie ha tocado.

 

 

 

5003. Dios es el problema porque nos divide de la realidad. Es como si uno cree en un organismo estatal para que le resuelvan un problema. Pero resulta que ese organismo estatal no existe.

 

Por lo que hasta que no comprendamos que ese organismo no existe iremos por un camino equivocado, estaré en desorden, confuso, perdido.