Torni Segarra

Seleccionar página

 5948. Se llama destino, suerte, fatalidad, cuando nuestra mente no puede ya ver más allá de todo lo que es el universo y la manera cómo funciona. No podemos ver el principio de todo, ni el fin. Y eso hace que el futuro sea inescrutable. De ahí que nos digamos: ¡Qué tengamos suerte!

 

 

5949. Eso sin resolver los problemas, aliviaría a las personas menos afortunadas. Pero no veo adecuado que también se den a los ricos. Porque las medidas han de ser siempre favorecedoras de los que no tienen nada. ¿Tiene sentido querer poner agua en un vaso que está casi lleno, habiendo multitud de vasos vacíos, o casi vacíos?

 

 

5950. La belleza es tener una mente serena, limpia, llena de compasión por todo lo que es la vida.

 

 

5951. Si pedimos a dios estamos perdidos, pues todo no se nos concederá. Hagan la prueba y verán. Aunque la culpa no es de dios, sino de sus inventores.

 

 

5962. Todo no es para sólo un día, o para siempre. Nosotros sólo podemos saber un poco: cómo me llamo, vivimos en la tierra, hemos de morir. Todo lo demás no es cosa nuestra.

 

 

5963. Ya hace tiempo un escritor, periodista, se preguntaba si el estado de Israel era inviable. Eso lo dijo después de la última invasión y guerra de Palestina, donde fue arrasada la Franja de Gaza –casas, bloques de edificios, escuelas, hospitales, carreteras, servicios de luz y agua, de abastecimiento, etc.- y muertos miles de niños, sus padres, parientes, etc. En respuesta a los lanzamientos de cohetes al sur de Israel desde Gaza. Hoy después de unos años, con el odio mutuo de judíos y árabes, que se hacen la vida imposible, matándose, también creo que Israel, tal cual va -expansionista, que necesita más y más territorio árabe- es inviable como un estado democrático europeo, donde se respeten los derechos humanos, las leyes internacionales emanadas por la ONU, etc.

 

 

5964. Somos animales muy desarrollados, con cultura, que ha originado todo tipo de máquinas, avances en todos los ámbitos. Pero, después de todo, más allá de esa especialidad inventora, meramente material, seguimos siendo animales. Es decir, no nos podemos liberar del condicionamiento del miedo, de inseguridad; no nos podemos liberar del sexo, del sentido territorial; y lo más importante no nos podemos liberar del ‘yo’, que reúne todos los males.

Lo del debate de Girauta y Tardà, demuestra lo que estamos diciendo: dos machos -jirafas, lobos, gorilas- luchando por un territorio, que cada uno dice que es de él, y lo quiere para él -su grupo, manada-. Pero, la pregunta es: Tú o yo, si viniera uno y quisiera nuestra cátedra, o nuestra casa, nuestra pareja, con violencia o no, ¿qué haríamos, lo consentiríamos, dialogaríamos si se pudiera, seríamos violentos?

Por ello, no hay que asustarse por nada. Pues todo forma parte del resultado de la respuesta de nuestro condicionamiento. Entonces, la pregunta es: ¿Nos podemos liberar de nuestro condicionamiento que lo hemos heredado a lo largo de millones de años?

Que vaya bien. Toni.

 

 

5965. Cuando llega el amor, llega la libertad total, absoluta, para poder vivir en todas direcciones, sin nada que nos ate, sojuzgue, atrape o esclavice. Pero ese amor es un peligro para la sociedad y su manera de vivir anquilosada, materialista, temerosa del futuro, que a todo tiene miedo.

 

 

5966. El terrorismo es lo que genera terror en las personas. Por eso, el terrorismo siempre ha existido: personas que se sienten muy maltratadas, agraviadas, que les han hecho mucho daño, explotadas como animales, o de otra manera por alguna persona. organismo, institución. Cuando las parejas se asesinan unas a otras, eso es terrorismo: una relación insoportable que no hay manera de ver cómo resolverse si no es matando a la pareja. Y eso también pasa entre los países. Y por eso, el mayor terrorismo que hay es una guerra.

 

 

5967. La violencia no es el miedo a los ideales de los demás, sino el miedo a los demás sean quienes sean. Porque a todos les vemos como enemigos, como un peligro, alguien que nos puede hacer algún daño, robar, quietar lo nuestro.

Pero la pregunta es: ¿Podemos ir más allá de ese miedo a los demás, de ver a las personas como un peligro, de verlos como nuestros enemigos?

 

 

5968. Una de las maravillas de la vida es que siempre podemos ir más allá de lo que somos, de lo que hay. Eso a que te refieres que está escondido, invisible, inescrutable, es el misterio de la vida. Y, debemos ser humildes y aceptar que nosotros no podemos ver toda la totalidad, porque es infinita. Por ello, especular es una pérdida de tiempo. Y por eso, lo sencillo, lo cotidiano, es tan importante. Porque quiere decir, que hemos comprendido y aceptamos eso que somos, descartando la vanidad, el ego, el ‘yo’.

Feliz Navidad, amigo. Toni.

 

 

5969. El amor y el dolor no pueden ir juntos. Cuando uno aparece el otro desaparece, se va.

 

 

5970. Lo que queremos que llegue, puede o no puede llegar. Pues si decimos que sí que llegará como que no, eso no es verdadero. Ya que cuando decimos que sabemos, es que no sabemos. Porque todo no lo podemos saber.

 

 

5971. Como todo está relacionado indivisiblemente entre sí, todo lo hagamos, digamos, etc., va a afectar a los demás. Aunque ellos no se den cuenta. Eso no quiere decir que estamos eximidos de nuestra parte de responsabilidad -si la hubiera-.

 

 

5972. Hacer todo el amor que uno pueda, si es un proyecto, un plan, hará que el amor no sea. Ya que el amor es caprichoso y no se le puede llamar, obligar, forzar, trabajar para que venga. Al revés, cuando uno se olvida del amor, él puede que ya esté ahí.

 

 

5978. Entonces, si uno se dedica toda su vida para dominar su mente, porque podrá conseguir cuando se proponga, si dice que no quiere morir ni hacerse viejo, ¿lo conseguirá?