Torni Segarra

Seleccionar página

 

5598. Es un error esperar algo diferente, extraordinario de los demás, tener alguna esperanza para que hagan algo realmente nuevo. Porque resulta que ellos son básicamente iguales que nosotros en lo psicológico. De manera que si nos conocemos nosotros, conocemos también todo el resto de la humanidad.

 

 

 

5599. El estar enojado es algo natural en los seres humanos porque tenemos conciencia de lo que nos pasa. Y sabemos que podría haber una posibilidad de dejar de estar enojados. Pero a veces, o siempre, hay que pasar por todo el proceso de lo que nos llega.

 

De manera que si estamos enojados, primero ser totalmente conscientes de ello, que no es ni más ni menos que otro reto de la vida, comprendiendo que eso es la consecuencia de algo que no podemos llegar hasta el principio y origen. Y con esa comprensión serena, inteligente, ir más allá de ese estado desagradable de estar enojado.

 

 

 

5600. Además de todo lo que hemos dicho que son todo palabras. Para ver si lo que decimos es verdadero, lo hemos de comprobar en la relación con las personas con las que nos relacionamos, con las cercanas y muy lejanas. De manera que si no hay una buena relación con las personas, nada de lo que digamos no tiene ni significado ni valor verdadero.

 

 

 

5601. Hay algo extraordinario en la vida: cuando llega el amor todo lo relacionado con la mente, como el karma, las influencias de los astros, de los animales, los bosques, las montañas, las influencias de personas, todo eso cuando llega el amor toca a su fin.

 

 

 

5602. Lo que hacemos lo hemos de hacer por amor. Y todo lo demás -los resultados, la vanidad, el egotismo, el miedo, las ganancias-, ¿qué sentido tiene, qué nos importa sus consecuencias, lo que llegue?

 

 

 

5603. Cuando todo está en orden, ¿dentro y fuera no son lo mismo? Pues el orden, que es amor, no admite la división ni el conflicto.

 

 

 

5604. Es decir, todo lo que necesitamos es tenernos más compasión y amor. De esa manera llegará el orden a nuestras vidas.

 

 

 

5605. No nos preocupemos por los problemas, pero no nos dejemos ir a la deriva. Porque ahí está el caos, la anarquía, que es más de lo mismo que nos sucede ahora. Hemos de saber que no podemos huir de eso tan desagradable, feo, pero sí que podemos comprenderlo e ir más allá de todo ello.

 

 

 

5606. Seguir un pensamiento hasta el final es favorable para la mente, pues la vigoriza y le da poder. Lo que nos dice el corazón puede ser real o no, por lo que hemos -si queremos- ir averiguarlo.

 

 

 

5607. Una característica de las personas honradas, es que perturban y alteran a las que no lo son. Pues, cuando una persona honesta está con otra, ésta hace de espejo y la otra se ve tal cual es. Eso es el principio.

 

Pues, si empiezan a hablar es cuando la persona honesta molesta, quita el confort del que no lo es. Pero, aunque eso es una tontería, funciona así.

 

Porque, el deshonesto, y el honesto, lo son por comparación. Pues, si no nos comparamos no tendríamos problemas.

 

La honestidad, ¿es ello posible? ¿Podemos vivir siendo de verdad honestos? ¿Se puede ser honesto o es otra ilusión, como la no violencia, la paz, vivir de verdad sin hacer daño a los otros? No podemos. Pues la vida es destrucción, amor y construcción. La vida está constituida de manera que,  para poder vivir unos han de morir otros. El gusano para comer mata a la hoja de un árbol, el pajarito para alimentarse mata al gusano, el gato mata al gorrión, y nosotros matamos a todos -además de insectos, hongos, plagas, parásitos-.

 

De manera que, ¿dónde está la honestidad que han inventado los hombres? Está ahí para los que la sepan ver, sepan ver que con ella se causa menos dolor a los demás. Y por ello el mundo tiene menos desorden y caos. Pues el sufrimiento y el dolor, confunde y altera, enloquece a los hombres de manera que lo queremos destruir todo y a todos.

 

Ser honesto, es ser compasivo con todo lo que es la vida. Al final es como un negocio: porque nuestro negocio, que es la vida, funciona mejor. Pues ser honesto es ser libre de culpabilidad, de responsabilidad.

 

 

 

5608. Decir que nuestra religión, prohíbe matar, eso sólo son palabras nada más. Todos los religiosos de todas las religiones dicen lo mismo, pero si llega la hora matarán. Como lo han hecho los budistas, los cristianos, los indios apaches y seminolas, los quechuas, los mayas, los incas, los judíos, los musulmanes, los hindúes. Todos lo han hecho con anterioridad –matar al que creen que es su  enemigo- y algunos -a cada momento le toca a uno- lo siguen haciendo.

 

 

 

5609. Hay alguna autoridad, algún tribunal que examine y diga: ‘Este está iluminado. Este otro no lo está.’ ¿Se dan cuenta de la tontería que es eso de la iluminación?

 

Lo importante no es la iluminación, lo importante es la manera cómo viven, qué hacen con sus vidas, qué hacen del dinero, las propiedades, cómo tratan a las personas con las que se relacionan, cómo tratan a la naturaleza, a los árboles, a los animales.

 

Por eso lo importante no es si uno es vegetariano o no. Pues si uno es honesto, sensible,  compasivo, la vida le dirá y le dará las oportunidades para hacer lo que tenga que hacer.

 

 

 

5610. La vida no se puede controlar. De hecho estamos queriendo controlarla desde hace un millón de años. Y, ¿cuál es el resultado de ese pretendido control? Pues solamente hemos avanzado en el ámbito material, científico, técnico. Sin embargo en el ámbito espiritual somos básicamente iguales que hace un millón de años: enfrentados, divididos, brutales, crueles, violentos. Nada holísticos, enteros, completos, compasivos.

 

 

 

5611. Ah, tiene un tufillo a secta. De las que se apartan del mundo, visten como si vivieran en otro mundo que no existe: que no haga ni frío ni calor, un paraíso encantador y maravilloso. Pero eso, no es la realidad.