Torni Segarra

Seleccionar página

5097. Eso de que tú no puedes matar, pero yo sí que puedo, está condenado al desorden que no se muestra. Y que en cualquier momento puede estallar y llevarse por delante a las autoridades que tanto orden imponen aplicando la pena de muerte,

Y si existe la brutalidad, la crueldad de la pena de muerte, imaginémonos qué es lo que habrá que no se ve, que se oculta: los malos tratos, la indefensión, la crueldad y la brutalidad que se hace cotidiana, natural; la ausencia de derechos humanos; la indiferencia y la indolencia ante el sufrimiento de los menos afortunados  

 

 

5098. La vida espiritual está formada por los condicionamientos de cada cual. Pues uno es lo que le han programado desde el momento de nacer, y muchísimo tiempo antes: millones de años. 

Nadie es sólo él el artífice de lo que hace.  

 

 

5099. La escritura, la pintura, lo que se dice, las palabras, es el intento imposible de reproducir la realidad. Por lo que, si no nos damos cuenta, todo es el resultado de la vanidad. 

¿No han visto lo vanidosos que son los pintores, los escritores, los espirituales, los que hablan a millones de personas? Pues ellos saben que todo es un teatro, un circo, pues la realidad no se puede reproducir. Sólo se puede informar de ello, como lo estoy haciendo ahora. 

 

 

5099. ¿Dejar descolocados porque una empresa se va a otro país? Los corruptos e inmorales capitalistas, les importa todo un rábano, ellos van a por las ganancias. Son insensibles e indolentes a los problemas que puedan generar a las personas. Y por eso, son ricos derrochadores, caprichosos. Su país, su familia, su interés, su alma, está en ganar abundante dinero.  

Son mezquinos, pobres, internamente. Desafortunados, desgraciados miserables, aunque tengan una fortuna, casas, chalets, yates, vivan mucho tiempo en hoteles.  

 

 

5100. Feliz no quiere decir tener placer y estar siempre en su persecución. Pues el placer desafortunadamente nos lleva al dolor. No lo rechace ni lo acepte, vea el hecho, la verdad de ello. Si tenemos una experiencia placentera, el pensamiento lo recuerda y quiere volver a repetirla, entregándole toda la energía para volver a sentir ese placer. Pero, esa actitud divisiva, es la que distiende al presente, generando desatención, desorden, confusión.  

Es decir, la persecución ya sea de la seguridad, para hacer algo noble y bien visto, del placer, nos hace insensibles a los demás, a sus problemas, a su sufrimiento.  

 

 

5101. ¿Hay alguno realmente bueno entre toda la humanidad? Habrá que descubrirlo ¿Cómo lo descubriremos?  

Todas las mentes son la misma mente universal, de manera que cuando decimos mi mente eso es una ilusión. Cada mente por tanto está conectada con todas las demás. De manera que si hubiera una persona buena, quiere decir que todos también lo seríamos, aunque fuera a otro nivel y manera. 

Ahora somos todos malos, cada uno a un nivel y manera. Miremos el mundo, la sociedad, el lugar donde vivimos y lo comprobaremos. Más aún, mirémonos tal cual somos y veremos que feos y egoístas somos. 

La pregunta es: ¿Se puede cambiar esa fealdad egoísta y cruel por una manera de vivir donde el desprendimiento, el renunciar, el ser libre y descondicionado sea nuestra manera de vivir? 

 

 

5102. La voluntad es el deseo de hacer algo. Ahora bien, ese deseo hacia dónde va.  

Por eso, no se trata de tener voluntad para una sola dirección: ser obediente, tener una carrera, un buen empleo, una pareja e hijos.  

Se trata de la voluntad hacia todas las direcciones de la vida. 

 

 

5103.  La vida es como un teatro y cada uno tiene un papel, quiera o no. Y nosotros hemos de hacer si podemos que ese papel sea auténtico, verdadero. 

 

 

5104. Todos tenemos algo de responsabilidad con lo que hacemos, con lo que sucede, y lo que les sucede a los demás. 

 

 

5105. Todos tenemos algo de responsabilidad con lo que hacemos, con lo que sucede, y lo que les sucede a los demás. Podemos negarlo, ser indiferentes, pero eso está ahí quemando la vida de las personas. 

 

 

5106.. ¿No hay metas inalcanzables? ¿Puedes ir al sol? ¿Si tienes treinta años, cómo puedes ir otra vez a los diez años? ¿Si eres con un cuerpo alto, muy alto, cómo lo puedes convertir en pequeño y bajito? 

 

 

5107. Lo que no sale del corazón, no saldrá de la cabeza. A no ser, que tal vez, se sufra un gran daño en el que se ve el abismo ante los pies. 

 

 

5108. A dios no se puede acercar. O está uno con dios o no está. Es como el amor a alguien: no se puede decir que uno ama un poco de momento, que más adelante le amará más.  

 

 

5109. Si tenemos amor, lo que a algunos les parece imposible se puede hacer realidad. Lo nuevo es: ni ojo vio ni oído oyó, ni mente pensó.