Torni Segarra

Seleccionar página

 5118. La esperanza es otra ilusión. ¿Por qué esperanza, de qué, hacia quién? Si nos cono0cieramos verdaderamente comprenderíamos que no hay esperanza posible. Hay que vivir sabiendo que no hay esperanza.

 Y entonces, todo el problema de la esperanza o la no esperanza no tienen ni sentido ni valor, ni trascendía ni nada. Porque ya no existe.

Las palabras cuando se encaran con la realidad de la vida son como castillos de arena en la orilla del mar, pronto se deshacen.

 

 

5119. Cuando hacemos algo por los demás de una manera limpia, no corrupta, entonces la maquinaria del amor se pone a actuar. De manera que a todos beneficia. Incluidos a nosotros también.

 

 

5120. El viaje más largo comienza y llega con un pensamiento, o una decisión repentina. Cuando todo está consolidado para que ese viaje pueda ser, se pueda realizar.

 

 

5221. “Siempre es más fácil destruir que crear, el esfuerzo de dar vida a algo con sentido va más allá de prender fuego al bosque. Para crear necesitamos sangre, dolor, lágrimas y valentía, para destruir sólo necesitamos una cerilla y odio acumulado.”

Es más fácil destruir porque disfrutamos más haciéndolo. Crear si no se ha entendido todo su verdadero sentido es un fastidio. Porque para crear, como lo hacemos los seres humanos, es preciso ser disciplinado, tener orden. El destruir sólo precisa hacerlo, aunque si se sostiene en el tiempo –como lo estamos haciendo con la naturaleza la tierra-, también necesita su dinámica, su orden, pero inverso, contrario a lo que entendemos por orden.

 

En realidad al universo no le importa si se destruye la tierra o no, porque él tiene la solución: dejar que todo funcione y las leyes universales ya actuaran generando otro orden.

 

Hace millones de años la tierra fue bombardeada por piedras de kilómetros de longitud, incendiándolo todo, quemando todo lo que había: toda la vida como la conocemos. Pero después la ley universal –la física y la química- hicieron lo posible para que nosotros estemos ahora aquí.

 

Porque la vida es: destrucción, amor y construcción.

 

 

5222. Ángel. Aunque tú creas que tengas toda la razón, creo que no es adecuado echar contra ellos toda la rabia que tienes por la vida, la vida que vives; echarles todo el odio que tienes acumulado en ti. Que te hace humillar a las personas, mofarte de ellas, presentarlas como si no fueran seres humanos. Siendo que lo son igual que yo, que tú y como todos los demás. Con la diferencia que ellos se han pasado por las razones que sean. Y nosotros tenemos la suerte de que nuestro destino de momento está libre de las circunstancias que les han llevado a ellos a delinquir –si es que ello es así-.

 

 

5223. El amor no se puede verificar. Porque eso implica un verificador. Cuando en el amor, no hay ni verificador ni lo verificado

.

Por tanto, cuando aparece el verificador y dice: ‘He tenido una experiencia de amor’. Eso es del pasado, cuando el amor es siempre el ahora.

 

 

5224. Espiritualmente no se puede cultivar nada, ya sean valores morales, caridad, auxilios, ayudar a los vecinos, etc. Pues al cultivar  algo ya sabemos lo que queremos, lo que ha de ser la realidad. De tal manera que nos dividimos del presente, de la realidad.

Lo espiritual nace del vacío de la mente. Y por eso, no sabemos lo que es.

 

 

5225. La conciencia siempre es la misma. Lo que cambia es el grado, el nivel de la conciencia. Los animales tienen conciencia, pero menos desarrollada que nosotros. 

 

Esa conciencia es la que crea el pensamiento que recuerda el pasado, que imagina lo que puede suceder en el futuro. Esa conciencia al recordar el pasado es la que ha generado el miedo: ayer sufrí un accidente y tengo miedo que se repita, o ayer experimente un gran placer y quiero que se repita, y también tengo miedo de que no se repita. Y también esa conciencia es la que ha creado a dios,  por ese miedo que tenemos, ha creado toda la superstición.

 

Por tanto, esa conciencia se ha de vaciar, para que llegue la inocencia de lo nuevo, la conciencia pura, primigenia.

 

 

5226. Lo más curioso de los que predican, los gurús, maestros, sabios, salvadores, es que esas soluciones que ellos dan no las viven. Porque no se pueden hacer realidad.

Cada vez que se dice a los demás: ‘Sé honesto, no seas corrupto, etc.’, se debería añadir pero no te esfuerces mucho porque eso no lo podemos conseguir.

 

Solamente viendo que no podemos estar libres de corrupción, del deseo de vanidad, de miedo, que uno puede ir más allá de todo eso. Solamente podemos ir más allá de toda la maldad, pero la maldad seguirá estando ahí. Pero al no haber división entre la maldad, la realidad, lo que es, y nosotros, esa maldad adquiere otro significado. Pues ese significado quiere decir orden, el fin de la confusión, el conflicto.

 

 

5227. Que nadie haga muros viviendo en el lujo, la opulencia, en el despilfarro, con los escándalos de su manera de vivir. Ya que crean más pobreza, miseria, desahucios, las muertes de hambre y las hambrunas.

 

Ya que según nuestra manera de vivir, podemos generar todo lo malo, que hace que la contestación de los agravados genere conflictos, desorden, anarquía, violencia, guerra.

Así que cada uno según su manera de vivir, si es inmoral, corrupta, deshonesta, está creando la violencia, el terrorismo, las matanzas de la guerra. Aunque él desafortunadamente, no lo vea.