Torni Segarra

Seleccionar página

6019. Siento decirte que todo lo que pides, si prestas atención a todo lo que sucede dentro de ti, en el pensamiento, comprenderás tú realidad, que es la realidad de la vida.

También si quieres me puedes explicar lo que necesitas. Y también a un psicólogo o psiquiatra. Porque lo que necesitas es salir de tu soledad al no poder explicar lo que tienes muy hondo de ti. Pues dios, que es un invento del pensamiento no te sirve. Incluso si surgiera algún efecto favorable sería motivado por tu apertura y la relación con los demás que tienen el mismo problema. Como si fuera una terapia de grupo, pero sin reuniones, sino por conversaciones espontáneas. Pues las terapias de grupo nos encierran y aíslan, generando el mismo problema que se quiere resolver.

 

6020. Por eso si descartamos lo negativo, lo que quede es lo positivo. Es la división interna la que impide que seamos compasivos.

 

6021. Desafortunadamente, si no hay dolor no hay cambio. Es el dolor psicológico y el físico el que nos empuja, despierta, nos hace dar miles de vueltas a la cabeza para deshacernos de él. Ya que no queremos vivir con la fealdad del dolor.

 

6022. Todo lo que sube, baja de una manera o de otra. ¿Existe el equilibrio perfecto según lo dictaminamos nosotros? No existe. Y si existe no sabemos cuál es. Porque la mente llegada un momento puede falsearlo todo.

 

6023. Las revoluciones siempre han existido. De la misma manera que siempre hay retos que las generan. Cuando la política no se conocía como ahora, había un momento en la vida de los jóvenes que hacían alguna barrabasada, algo extraordinario. Pues el cuerpo y sus tiempos así lo exigían, exigen.

Cuando nos hicimos intelectuales, menos directos, factuales, es cuando llegó la revolución como las conocemos ahora: una mezcla de energía como la de un volcán y unas reclamaciones, listas de agravios, de injusticias, ausencia de libertad e independencia, tanto individual como colectiva. Pero como en la vida todo cambia, la revolución se ha visto aguada, desvirtuada por la ausencia de necesidad; pues no es lo mismo hacer la revolución para poder comer, para salir de la esclavitud, que hacerla psicológica.

Ahora en el mundo desarrollado, industrial, nadie su muere de hambre; la mayoría, aunque precariamente, tienen lo mismo. Hace sesenta años sólo estudiaban los ricos, fumaban tabaco rubio, los ricos; ahora son muchos los que acceden a la Universidad, los que fuman lo que quieren; lo mismo pasa en las bebidas alcohólicas, en las motocicletas, en los coches, en los viajes. Aparentemente en una gran ciudad diríase que todos son ricos, lo parecen o quieren vivir como los ricos.

De manera que la revolución se ha convertido como algo muy complicado: la comprensión del ego, del ‘yo’, que es lo que se conoce como egoísmo. Y ahí sí que estamos todos implicados, pues todos tenemos nuestro ego, el ‘yo’, todos somos egoístas.

Y la revolución consiste en liberarse uno del ego, del egoísmo, sin necesidad de que nadie nos acompañe -porque tal vez la compañía, el grupo, sería un estorbo pues no habría la total libertad para indagar e inquirir para ver dónde está lo falso, lo negativo y descartarlo-. Porque los que hablan de la maravilla de la revolución, pero ellos no la hacen y le dan vida en cada acto cotidiano, entonces, ¿qué sentido real y verdadero hay en esa revolución? Por eso la revolución es de uno, de cada cual, y es uno solo el que la tiene que comprender y hacerla un hecho en su vida. De manera que esa liberación afecte a todos los demás, a las mentes de todos los demás. Ya que todas las mentes están unidas, formando la mente global, universal.

 

6024. Puede que se cumpla la promesa de un nuevo encaje territorial, incluyendo un referéndum en Cataluña en el que se decida si se quiere la libertad, independencia, o no. No lo podemos saber. Pero, creo que le pasa como aquel que va a muy deprisa, circulando a mucha velocidad por la carretera y no ve casi nada de lo que pasa por los lados, sólo ve lo que tiene enfrente. Pero cuando tiene que reducir la velocidad, entonces se da cuenta, se entera de lo que verdaderamente hay en los lados.

Porque todos no serán como Iglesias, ni le obedecerán ciegamente. Pues esos miles y miles de nacionalistas españoles, ¿le van a tolerar que se rompa la ‘sagrada’ España. Podría ser que los españoles hayan evolucionado mentalmente tanto que hayan visto lo falso y lo verdadero; y descartan natural y sencillamente lo falso.

Y entonces, Podemos sí que sería un partido moderno, que sin violencia -sino con la inteligencia- hace la revolución, que es descartar todo lo que genera desorden, confusión, anarquía, guerra.

 

6025. Hola. Gracias. Igualmente, para todos. Ahora son las 5’41 de la madrigada. Luego, cuando se levante de la cama, se lo diré a la abuelita.

Han venido unas tres veces a comer Alex y su madre Mar, y su abuela Ana. Y todos están bien. Alex es rabioso. Cuando le falta algo, que le limpien el culito o que ha llegado la hora de comer del pecho y se pasan de tiempo, entonces se pone estirado, gritando, sin parar.

Eso está bien, pues los bebés si no lloraran y reclamaran para poder satisfacer sus necesidades, tal vez, muchos morirían por el descuido de sus padres o cuidadores.

Veo en la foto que Claudia se le ha hecho la cara gruesa. ¿O, tal vez, es la melena?

Me alegro mucho de que todo funcione de la mejor manera posible. Es decir, que no haya problemas graves, muy complicados.

¿Cómo está la posibilidad de enviaros dinero por el banco, es posible o no?

Si quieres, si lo encuentras adecuado, le dices a Matthew, que no le hice el clic en me gusta, cuando me lo envió Fb., la petición, para que lo hiciera. Pues no lo hago con nadie. Ya que, recibo muchas peticiones en ese sentido o parecidas. Y al final, parece que uno sea un burócrata, un oficinista, para atender todo lo que llega de la web -red-.

Gracias. Que lo paséis bien.

 

6026. No solamente fue él, algunos otros de Podemos también lo fueron. Pero, desde que está tocando algo de poder parece que va haciéndose más realista. Y todo eso de la Venezuela, chavista o no, se ha dado cuenta que no le conviene. De todas maneras, nadie sabe cómo va a reaccionar una persona, un político, cuando accede al poder.