Torni Segarra

Seleccionar página

2396. El problema no está en lo que cobran, sino que siempre cobran ellos. Ponen los nombres de ellos en edificios e instituciones, que son de todos, dando la sensación que ellos son los dueños de todo. El problema es la inmoralidad y la corrupción que ese sistema genera, es su estructura, su esencia: que no es igualitario, ni verdaderamente demócrata -aunque ellos y su fieles adictos digan que sí-. Por lo que por la fuerza de los hechos, provoca privilegios, clanes, mafia.

 

Sé que eso pasa en todos los sistemas, pero en ese es el más descarnado, descarado. 

 

 

 

2397. Es lo mismo como cuando te explican -aunque nunca hayas ido- qué sucede en verano en las playas de moda. Aunque no lo veamos sí que sabemos que van en bañador, a exhibirse, a tomar el sol, a bañarse, que están amontonados.

 

La dictadura, su caudillo dictador, el fascismo, son eso: una dictadura militar. Es decir, que mandan los militares.

 

 

 

2398. Primero que nada Jiddu Krishbanurti no estaba siempre en contacto con la naturaleza.

 

Muchos somos los que no podemos vivir en contacto directo con la naturaleza.

 

Ahora bien aunque no estemos en contacto directo con la naturaleza, sí que podemos tener el mismo respeto con la naturaleza que hay a nuestro alrededor: pequeños animales, gatos, perros, pájaros, gorriones, las plantas en las macetas, al ver una nube, un árbol, un pequeño jardín urbano.

 

Es decir hemos tener el mismo sentimiento de respeto con todo, la misma devoción por todo lo que nos rodea, con lo que vivimos.

 

Y de ahí, esa devoción, ha de pasar a los seres humanos.

 

Hay personas, la mayoría, que viven en la naturaleza en contacto con ella, ya también son violentos, insensibles, crueles.

 

 

 

2399. Al margen de la declaración de Gordó, un político como todos que lanzan ideas, etc., todos sabemos que todos los territorios donde se habla el catalán hay una gran cantidad de personas que se sienten tanto catalanes como balear, valenciano, etc.

 

Eso no es nuevo, desde ahora, lo ha sido siempre, al igual como pasa con los navarros que se sienten tanto navarros, como vascos.

 

En definitiva: Los Países Catalanes no existen legalmente. Sin embargo, sí que existen culturalmente, lingüísticamente, espiritual, afectivamente, que genera su sentimiento como vínculo de unión de todos los territorios.

 

Eso, ni tú ni yo ni nadie lo puede quitar. Es como si tú fueras católico o español y te lo quisieran quitar, quitarse te. Esto si uno no quiere dejar de serlo, seguramente, no es posible.

 

 

 

2400. Los pensamientos realmente no tienen poder, si sabemos darles su lugar, si no nos arrastran, asustan, huimos de ellos. Cuando estamos completamente con un pensamiento, éste pierde todo su dramatismo, cesa y desaparece.