Torni Segarra

Seleccionar página

3045. Pero, comprenderás que nosotros somos personas normales y corrientes, no tenemos acceso a los tribunales ni a los juzgados, ni tenemos abogados que nos asesoren. Lo único que tenemos es la mafia de las televisiones y periódicos que nos bombardean según les convenga a cada propietario de esos medios de información. Por tanto, ¿no creerás que vamos a tragarnos todo el vaso de veneno que nos brindan con vajilla fina.

¿No crees que en el actual momento de lucha, en el alto grado de agresión, de odio, que hay, del desastre que sería para España que Cataluña fuera libre, si tuvieran  algo contra ellos, los que mandan ahora, no solo uno, si no los tres o cuatro, no lo airearían por todo el mundo? Cuando decimos si tuvieran algo, quiere decir documentos incriminatorios por los jueces, fiscales, etc.

No seamos inocentes. Ni que el odio a una persona o a un país, haga que nos pierda la cordura, la lógica más elemental. De lo contrario será como trabajar para que algo grave y trágico pueda suceder.

 

 

3046. Lo que más energía nos da es querer hacer algo que creemos que es lo más importante. Este es el secreto para hacer que las personas hagan algo.

Y creer que está en juego tu país, es algo que da mucha gana de hacer lo que sea para salvarlo, darle vigor y vida.

 

 

3047. El bobo del obispo se pensaba que los catalanes son tan tontos como él. Sin embargo, siempre es el momento de aprender algo. Aunque es tan torpe que la lección no le hará ningún efecto. O, sí. Quién lo sabe.

 

 

3048. El problema es que la mente se encadena ella sola. Es una ilusión el creer que el ego, el ‘yo’, no tienen nada que ver con ella. Cuando es la mente lo que lo crea todo: los problemas y sus soluciones.

 

 

3049. Nuestras emociones y sentimientos dependen de nuestro condicionamiento. Un trozo de tela, una bandera, el que no la conoce, no le provoca ningún fuerte sentimiento. Pero el que sabe que es de su país, nación, sí que le emociona fuertemente; o, la rechaza porque tiene algún problema que la bandera le recuerda. Y eso mismo pasa con la música, que tantas emociones, pasiones, sentimientos nos desencadena.

Y también,  eso mismo pasa con las personas, los racistas tienen una idea de cómo han de ser las personas y las que se salen de esos cánones, les provoca un rechazo.

Pero todo eso es lo que nos genera los problemas, porque nos divide de los demás, de lo que vemos y no nos gusta. De manera que hay que comprender que el vacío de la mente, donde las emociones y sentimentalismo no operan al nivel convencional, es el que da origen al orden.

Y sin ese orden la vida es confusión, anarquía, caos.

 

 

3050. La lucha por la supervivencia es vana. Pues lo que tiene que ser de nuestras vidas nadie lo puede saber. Es preciso darle un cuidado al cuerpo: alimentarlo adecuadamente, darle el descanso que necesita, la actividad que también le requiere. Y todo lo demás que suceda está fuera de nuestras posibilidades de manejar, alterar.

 

 

3051. Si somos felices, en sí ya lo tenemos todo. Venga el éxito o no, ¿eso qué nos importa? Porque el éxito es la felicidad.

 

 

3052. Lo que digan los demás de nosotros, nos va a provocar algún movimiento interno. Eso, si no es que estamos dormidos, es preciso. Pero si estamos completamente atentos a todo lo que ocurre, a todo el correlato, comprenderemos el verdadero significado de lo qjue nos dicen y no nos harán ni ningún daño.

 

 

3053. Esa tontería de: en la provincia de Barcelona -la más poblada- las candidaturas independentistas no reciben un apoyo mayoritario, ¿se quedaría en España, fuera de una hipotética Cataluña independiente?

Es lo mismo que tanto rechazan los nacionalistas centralistas españoles: como Cataluña no vota favorablemente lo que votan los españoles, ya que lo hacen mayoritariamente para ser libres, se independiza.

Veis como queréis para vosotros lo que prohibís a los catalanes. ¡Cuánta desvergüenza y cara dura! O sea, lo que no paran de echar en cara, ahora y sin saber aún los resultados, se arrogan el derecho para ellos.

Por lo demás, parece que el que ha escrito está pasada de panfleto, se haya fumado un par de porros o tomado una botella de vino.

 

 

3054. Parece ser que ese paseo por tierras ajenas a su estilo y peculiaridades no les ha sentado bien. El aviso ha sido muy claro: están atascados.

 Han querido jugar a los niños que van a solucionar los problemas de sus amigos, que son extrañamente diferentes a ellos en su lengua, estilo y maneras, y han fracasado, han hecho el ridículo con su palabrería vacilona y agresiva.

 

Han querido contentar a sus amigos, pero los han dividido y confundido aún más. Y sus amigos, alucinados con sus maneras que sirven donde ellos residen, allí han fracasado.