Torni Segarra

Seleccionar página

3087. Todo lo que la mente invente, aunque se diga que es la verdad, se diga que es lo real, no es más que una proyección del pasado. Que se manifiesta mediante el ego, el ‘yo’.

Que es el invento del miedo, es el resultado de un millón de años de vivir con ese miedo. De manea que el miedo inventa el antimiedo: dioses, santos, ángeles protectores, espíritus benefactores. Pero cuando se ve la falsedad de todo eso, todo se convierte en un juego de niños. 

 

3088. Un partido nacionalista centralista español tiene las de perder, o quedarse en el tono bajo, si se presenta en Cataluña. Eso los politólogos lo tendrían que saber. Ningún partido político no catalán, nunca ha sido aglutinador y prominente. Todos parecen raquíticos, testimoniales. 

 

3089. ¿Es amor incondicional o un mero negocio de sacar algo: afecto, compañía, sexo, estabilidad, una pareja para engendrar hijos?

Puede que sea amor incondicional pero uno tiene que ser tan inocente como un tierno niño. Es decir, siendo un adulto, una persona con todos los sentidos desarrollados, tener la mente tan vacía como la de un niño. 

 

3090. Esa es una parte de la verdad. Es como decir: tengo hambre porque nadie ha venido a mí y me ha dado de comer. Pero si haces algo para alimentarte, entonces la culpabilidad, la responsabilidad, está repartida. 

 

3091. Una pregunta: ¿Si desapareciera la vida -nosotros- de la tierra también desaparecería el amo? Porque el amor lo ha inventado el hombre. Y si no lo ha inventado, se ha dado cuenta de ello, lo ha descubierto en sí mismo.

Lo que quiere decir que el amor es cosa sola de los seres humano.

Los animales y las plantas, están un estadio en el que no desean nada más que comer, sobrevivir, reproducirse. No sienten la angustia vital, la depresión, la frustración, pensar lo que habrá más allá de la bóveda celeste, darse cuenta de los infinitos billones de granos de arena que hay en una playa, los arenales. Cómo se han hecho a lo largo de miles de millones de años rozando  y golpeándose las piedras unas con otras. 

 

3092. La seguridad no existe. Por lo que para saber si algo es adecuado o no, lo hemos de vivir. De manera que la vida es destrucción, amor y construcción.

 

3093. Estás equivocada, Patricia, ni Jehová ni Jesucristo te hablan. Es tu ilusión, la capacidad que tienes de alucinar, de delirar, lo que hace que creas que son ellos lo que hablan. Fuera de ti, de tu mente, no hay nada más que la naturaleza, todo lo creado. 

 

3094. Mas está haciendo el ridículo, el payaso. Porque sabe que es un escollo, un obstáculo, y  que no lo quieren. 

Tiene la misma actitud que España: que sabe que no la quieren en Cataluña pero ella no hace caso y sigue queriendo tener una relación forzada con Cataluña.

Y así somos los hombres. Cada uno tiene sus coartada, las motivación íntimas o no. El miedo a la soledad, el síndrome de abstinencia, su acondicionamiento, que de una manera o otra nos dirigen nuestro destino. 

 

3095. Eso, a la hora de decidir lo que es hermoso o no, es subjetivo, cosa del condicionamiento de cada cual, ya sea cultural, ambiental, de costumbres.

Pues hay quienes no les gusta el silencio, como tampoco hay quienes no les gusta la obscuridad, prefieren ver las luces encendías. 

 

3096.  Para saber qué es la pareja perfecta, habría que saber qué es la perfección en la pareja. Y ahí nos hemos metido en problemas. Pues lo que para uno es una pareja perfecta, para otro le puede parecer una birria. 

 

3097. Un amigo es alguien que nos ama. Que no quiere hacernos daño. Y por eso, nos da libertad total, absoluta.

 

3098. Cuando uno está solo, aislado, ha de ir donde puede encontrar compañía. Si la necesidad es auténtica, sincera, la vida hará lo necesario para que esa soledad no sea un tormento. Dándonos lo necesario para que así sea.

La soledad en sí no es negativa, puede que sea una bendición. Lo negativo, lo dañino, es el aislamiento, donde vivimos en un estado neurótico. Pues ahí, aislado, no puede haber relación alguna.

 

3099. Ese ‘cuidado’ como aviso, parece  como un aviso de peligro: por las personas que hay aburridas, infelices, de mal humor, etc. Pero a continuación dice: que no hay ningún problema, que hay que sonreír, ser amables: tratar a las personas mejor que ellas nos traten.

De manera que tiene algo de confuso en su expresión, definición.