Torni Segarra

Seleccionar página

6102. ¿Cómo puedes tener la certeza en un dios que consiente todas las bestialidades, hecatombes, terremotos, enfermedades crueles, la brutalidad y la crueldad entre sus criaturas? ¿No crees que ese dios tuyo, que has inventado, si fuera como tal, lo consentiría o hubiera hecho una creación libre de dolor?

No estoy negando, pero tampoco afirmando. Sólo señalo el absurdo para ver si podemos ir más allá de él.

 

6103. Si cambiamos a él -dios- por la ley universal, ¿no nos liberaríamos de la posibilidad de dividirnos de los no creyentes, y que lleva al conflicto?

Pues si hay división, conflicto, el amor no puede ser. Y, si no tenemos amor, ¿qué sentido y significado tiene la palabra dios?

 

6104. Cuando uno no escucha a otro, que habla es como si hubiera un muro por el que no puede pasar la energía entre los dos. De manera que la relación es fea, fragmentada, generadora de desorden. Pues la energía está diseñada para ir de un polo a otro polo en toda su posibilidad de esplendor.

A veces, la energía que emite una persona es tan negativa que uno la ha descartar sin ningún problema. Y ahí hay orden, que es amor.

 

6105. Eso no es la obra de dios. Es el resultado de la ley de la vida, de la naturaleza. Quien planta árboles, seguramente tendrá frutos, sombra, madera; y todos los problemas que van en el sembrarlos, plantarlos, regarlos, cultivarlos, cuidarlos. Y en todo eso, no hay nada de extraordinario, pues en todos los ámbitos de la vida funciona la misma ley. Que es la ley del amor, que es libertad.

 

6106. Todo consejo, por la ley de la libertad, puede generar su rechazo. Así que, los consejos no son buenos para tener libertad para poder mirar a los ojos de los demás.

Pues curiosamente, cuando uno da un consejo alguien quiere que tenga rango de ley, para que se obedezca. Y claro, ahí no puede haber compasión ni amor por los otros. De manera que uno no tiene que querer nada de los demás. Sin importarnos cómo visten, cómo viven. Pues la libertad -y el dolor que nos puede generar- es la enseñanza. Donde no hay maestro ni discípulo. O, uno es el discípulo y el maestro a la vez.

 

6107. Eso es la política: el arte de lo imposible para gobernar. Si sale mal, todos a casa. Si sale bien, todo irá mejor desde un punto de vista racional, lógico. Pero en la vida, hay que pasar por ahí, por la experiencia, para saber el resultado. Eso el drama de la vida; si no todo sería un paraíso -y los paraísos no existen-.

 

6108. Solamente son radicales, extremistas; pero eso no sirve para la vida cotidiana, que es lo real y verdadero, no un invento de algo que me gusta.

Pues ellos, en su borrachera intelectual, no se dan cuenta que todo lo que digamos, pensemos, tanto puede ser negado, como afirmado infinitamente. Por lo que todo acaba, es una especulación, una pérdida de tiempo, una vanidad mundana, una distracción; un escape de la realidad, que no les gusta, y se revuelven cayendo en un bucle absurdo y sin sentido.

 

6109. Gracias por tu escrito y lo que él contiene.

Quiero decirte, que en esos días en que te vi, apareciste varias veces en diferentes cadenas de televisión. No fue un monográfico tuyo, sino esas cortas explicaciones que haces ante el acoso de la oposición cuando adoptáis algo que no les gusta -no recuerdo la cuestión cuál era-.

El escrito que te envié, no iba dirigido -el contenido- solamente a ti. Sino que era un formato copiado y pegado, para enviarlo a personas que creo que se lo merecen.

Por lo demás, está todo claro: la libertad es esencial para el respeto, la armonía, la paz. Pero la libertad, que incluye el poder expresarse en unas votaciones, se ha de demostrar en hechos, haciéndose una realidad en no impedir que se vote.

La política, como todo en la vida, puede convertirse en un callejón sin salida, cuando dos o más personas no se entienden. Este es el drama de la vida: tú vives con una persona, tu pareja, la quieres, deseas estar junto a ella; pero ves que la relación no es respetuosa contigo, sino que siempre eres tú la que sale perdiendo. Por lo que decides separarte. Pero tu pareja no quiere porque se ha hecho dependiente de ti y no puede soportar vivir sin ti.

¿Qué harás, cederás, harás la guerra contra ella? Puede que ella sea más poderosa que tú en todos los ámbitos -físico, desinhibición, pasotismo, capacidad de hacer lo inenarrable-. Has intentado deshacerte de ella, has comunicado a las autoridades tu situación, pero todo está empantanado sin poder tú vivir libre de esa persona.

Ahora, pongámoslo en el ámbito político: los que tienen el poder -financiero, mediático, fáctico- no quieren ceder ante las justas reclamaciones de los que son menos afortunados. Por lo que se crea una lucha, un conflicto, que al desarrollarse trae la revuelta, la anarquía, la violencia. ¿Qué harás, Rita, ante esta situación, este callejón sin salida -si es que no queremos responden con la anarquía, la violencia-?

 

6110. La vida es como la comida, si no tenemos hambre la miramos, la escudriñamos, pero no la comemos. Pero si tenemos hambre, cuando nos sirven la comida, comemos.

¿Por qué no tenemos hambre de la vida, del vivir?

 

6111. Por eso, es necesario una buena relación con las personas, con los animales, las plantas, con todo lo que vivimos y nos relacionamos con ello. Porque si no, falta la otra parte para que la vida sea un todo. Y para que la energía nos pueda llegar en su máxima posibilidad.

 

6112. Todo es muy sencillo. Pero se tiene que vivir, ver si es posible hacer realidad eso que decimos de una manera tan agradable, sencilla y feliz.