Torni Segarra

Seleccionar página

Conversaciones 31/07/2020,-09/10/2020

 

–Interlocutor: Hola amigo, un gran saludo para España y a ti desde Valparaíso, Chile. 

–Toni: ¿Qué tal? ¿Qué necesitas? Si necesitas o quieres algo. Explícalo. E intentaremos aclararlo, comprenderlo.

–Interlocutor: Necesidad ¿en qué sentido amigo?

–Toni: No sé cuáles son tus necesidades.

–Interlocutor: Con lo poco material que tengo vivo agradeciendo a la vida, a la Naturaleza y a este bello planeta con todas sus gentes, animales, peces e insectos. Porque todos contribuyen para la vida de todos…GRACIAS A LA VIDA de la cantante Violeta Parra. Una muy bonita canción y no sé si se escuchó por allá. Saludos amigo Segarra.

–Toni: Todo lo que hay. Todo lo que es. Forma parte de un todo. En el que nosotros estamos integrados. Queramos o no. Por lo que, ¿existe la libertad?

–Interlocutor: La única y verdadera libertad es la interior, porque esa libertad es o está conectada con la Eterna.

Cuándo preguntas ¿existe la libertad?, el que hace la pregunta es el que está preso en la conciencia. Si no hay nada en la consciencia no se puede hacer esa pregunta. 

–Toni: * “La única y verdadera libertad es la interior, porque esa libertad es o está conectada con la Eterna”. La única y verdadera libertad, sucede cuando no hay división ni conflicto interno.

* “Cuándo preguntas ¿existe la libertad? El que hace la pregunta es el que está preso en la conciencia. Si no hay nada en la consciencia no se puede hacer esa pregunta”.

Si no hay nada en la conciencia, pueden suceder muchas cosas nuevas, desconocidas. Una de ellas es la libertad. Que es una mente que no genera imágenes, ideas, conceptos. Si no que se encara directamente con la realidad, de lo que está sucediendo. Ya que una mente libre, está fuera del tiempo psicológico.

Hace unos días me pareció que solicitabas mi amistad en Facebook. Y no sé si pulsé indebidamente, porque desapareció tu nombre. Si es así que te rechacé por error. Vuelve a solicitar mi amistad y pulsaré aceptar. Si todo esto no tiene nada que ver contigo. Disculpa. 

–Interlocutor: Bienvenidas las amistades amigo Toni. 

–Toni:

Ahora, para que se haga realidad el que somos amigos en Facebook. Tienes de solicitarla. Para que yo la confirme. 

–Interlocutor: ¿Cómo se hace eso?

–Toni: He entrado en tu página y resulta que creo que ya somos amigos. Un abrazo.

–Interlocutor: Un abrazo y si gustas podemos tener intercambios con la verdadera filosofía = el amor a la verdad. Y qué es lo mismo = amar a la Divinidad atemporal y también amar al Todo, obviamente. material junto con el tiempo y lo desconocido o la verdadera vida espiritual es la muerte instalada en la consciencia, porque está liberada de lo conocido.

O sigues con la corriente dual de nacimientos y muertes o cortas esa corriente con la misma muerte. La verdad es atemporal, por eso, está implícita a la muerte. su liberación. 

–Toni: La vida es consciencia y la muerte de esa consciencia. Pero, es preciso que haya una unidad entre la consciencia y la muerte.

Vamos a ponerlo de esta manera: si viéramos todo el proceso del nacimiento hasta la muerte de una caña. Visto con una cámara de filmación muy acelerada. Veríamos que en unos instantes nacería, crecería y moriría.

Entonces, que es lo que queda ¿la vida la muerte, o una sucesión de ambas?

Y entones si todos los procesos de la vida de la tierra, se acelerarán muchísimo. Todo sería una unidad, como lo es el día y la noche. Sin el ego, el ‘yo’. 

–Interlocutor: ¿Cuál sería la pregunta?

–Toni: La pregunta es: si todo el proceso de la vida en la tierra, se acelerara el máximo posible -donde la muerte y la vida se sucederían en un instante-. La vida y la muerte, no existirían.

¿Qué existiría entonces? El mismo orden y el mismo caos que hay ahora. Pero no se vería.

Nuestro cuerpo necesita decenas de años para destruirse. Pero, si lo hiciera en un segundo, no habría nada.

Lo que quiere decir, que el pensamiento se ha hecho observador. Que se divide de lo que observa.

Por lo que el pensamiento y el ‘yo’ nos hacen vivir como lo hacemos: en la dualidad, el conflicto, la ilusión, la confusión. 

–Interlocutor: En una consciencia vacía el yo no te puede manipular. Hay dos conciencias, la vacía y la llena de conocimientos y tiempo. está en la sabiduría implícita o innata en el hombre-jer. 

–Toni: Bien. “Está en la sabiduría implícita o innata en el hombre-jer”. Pero, ¿por qué esa sabiduría desaparece y vuelve a aparecer caprichosamente? 

–Interlocutor: La verdadera sabiduría no es caprichosa, porque es el silencio atemporal el que comunica. O, lo que es lo mismo: es el discernimiento atemporal el comunicador.

Ser nadie es ser el Todo (uno) y ese uno es la luz que comunica de instante en instante. Sed vuestra propia luz, sed vuestro propio Maestro, para no depender de nadie. Y, porque en ti está el principio y el fin. 

–Toni: Bien. Pero ese ‘silencio atemporal’. Ese ‘ser el Todo (uno) y ese uno es la luz que comunica de instante en instante’.

¿Por qué viene y se va recurrentemente? ¿O es que no hay explicación? Pues la vida es misteriosa. Y todo no se puede explicar.

Es decir, la vida es como es. Inescrutable, ingobernable. 

–Interlocutor: Lo conocido es y lo desconocido es. El yo solo vive de la certeza en certeza y le da pavor vivir en la incerteza y menos tirarse al vacío para desaparecer y ser nadie. hombre.

Todo hay que resolverlo en la conciencia amigo Toni. 

–Toni: Todo hay que resolverlo con el vaciado de la mente, de la conciencia.

Porque la conciencia es su contenido. La programación. Con su violencia, contradicción, dualidad, conflicto, desorden.

Qué es lo que siempre ha habido. Y hay ahora.

–Interlocutor: Eso significa TS que estamos condicionados o programados la mayoría con la contradicción, la violencia y el conflicto y esa es nuestra matriz mental ancestral.

Nacemos LIBRES, pero la sociedad con su Tradición y apego nos encarcela en la matriz conocida, la mente de un niño (LIBRE). Y esa mente es la Eterna o inmortal.

–Toni: La mente de un niño no es libre. Porque al nacer ha de luchar para comer. Ha de luchar con sus hermanos, con sus padres, por su confort.

O sea, que siempre todos luchamos por lo mismo: para sobrevivir.

¿Quién quiere morir para que viva otro? No morir a un deseo. Si no el hecho de morir por los demás. Darlo todo, cederlo. Hasta la vida, a los que no tienen nada.

–Interlocutor: La mente del niño es libre hasta que la sociedad lo condiciona. Desde que nacemos a este mundo material y en forma natural tenemos que beber (leche), comer y dormir; y apega y nuevamente son dependientes y apegados.

Uno nunca se casó ni tuvo hijos, es decir, es libre interna como externamente. a llorar cuando me di cuenta de las mentiras e hipocresía de la misma sociedad.

Así empecé en esto. La REBELIÓN fue interior y no exterior. Pero, la sociedad está ignorantemente condicionada a hacer la rebelión y “revoluciones”, pero solo son modificaciones de lo establecido.

Y, ¿Segarra es casado, con hijos y nietos? Y se supone que también en tu vida cuestionaste algo a la sociedad para iniciar la vía interior de la verdad que libera. verdad nos libera.

–Toni: El condicionamiento, la programación, no es sólo lo que la sociedad impone. Todo lo que tiene vida nace programado, para lo que tenga que hacer: comer, salvaguardarse, reproducirse. Y eso no se puede cambiar.

Pero, nosotros queremos cambiarlo. Y por eso, llega el desorden.

¿Qué es el desorden? ¿No es vivir en conflicto con la realidad, lo que está sucediendo? Porque como no se puede cambiar, y queremos cambiarlo, llega el desorden, el caos. Tengo una hija. Y también soy libre. Pues la libertad, es interna. No depende de situaciones o circunstancias.

Porque la libertad es amor. Y el amor no depende de nada. Sólo se manifiesta libre de todo lo que se diga o no se diga.