Torni Segarra

Seleccionar página

* “Vaya, vaya, pueda sí que lo tienes claro ‘digo recorrer el sendero sin sendero’ pero el sin solo después de darte cuenta que ya Eres, sí, darse cuenta se puede hacer sin maestros/as porque el principal, es la Vida misma que lo abarca todo. Tú mismo, y quizás sin date cuenta, has aprendido o se te ha aclarado algo por otros/as que te han precedido o acompañado”.

Los otros nos señalan la dirección -como aquel que pregunta dónde está la calle que buscamos en una ciudad-.

Ver lo verdadero y lo falso, eso se ha de comprender por cada cual. De lo contrario seríamos esnobs, loritos que repiten palabras, etc.

 

* Ni lo sabe él, ni lo sabes tú. Ni tal vez, lo sabe nadie.

 

* Puede que el libre albedrío sea una ilusión. Pues todo lo que hagamos. Hay algo detrás que nos obliga a actuar.

 

* «¿Cuándo miran la cara del Bill -Gates- ven la vileza o sólo una cara más?»

Eso depende si el que mira, ve una persona deshonesta o alguien anónimo, desconocido.

 

* Teniendo razón. ¿Tú que haces para no ser uno más del montón? ¿Dónde ves la salida? Explícala, si quieres, para los que no la ven.

 

* ¿Podemos cambiar la realidad? ¿Pueden los herbívoros luchar contra los que se los comen? La vida tiene su dinámica implacable.

 

* Los que luchan contra el caos, dicen que la culpa lo tienen los que no piensan como él.

O sea, los dos bandos, los contendientes, dicen que el caos lo genera el otro -nunca él-.

Por eso el caos continuo y continuará.

 

* Son los dos gorilas, los que quieren ser el jefe del lugar.

Su programación les obliga para que dominen el lugar. Y se apareen con las hembras, defiendan el lugar donde están, viven; expulsen a los rebeldes o a los que llegan de fuera si es que son demasiados en la manada.

Tal cual como hacemos nosotros.

 

* El problema de los ganadores, es que provocan desorden. Porque, el ganador y los que lo aclaman, actúan como los racistas.

Pues para ser ganador, siempre has de decir: Yo, yo, yo. Es decir, la ausencia de compasión y de amor.