Torni Segarra

Seleccionar página

* Las mentes, están programadas. Para que, podamos sobrevivir, el mayor tiempo posible. Y para ello, hemos de hacer lo necesario: alimentarnos, trabajar, relacionarnos con las personas, en el trabajo, con los vecinos, parientes, y con los que viven lejos que no conocemos, etc.

Todos ellos también tienen los mismos problemas. Por eso, todo el problema es de relación con los demás. Si solucionamos los problemas con los demás; nuestros problemas internos, también desaparecerán.

 

* La pregunta sería: ¿Eres libre del deseo de ser feliz? ¿Tú lo eres, Mariana?

 

* Los llamados libros sagrados, son el resultado del miedo. Y como con secuencia, de la superstición, de la idolatría, del paganismo, del ocultismo, lo esotérico.

 

* —Interlocutor: “…yo lo comprendo perfectamente, ¿y usted?”

—Toni: Yo también. Gracias.

Sólo añadiré, que, si hay solución a nuestros problemas, llega con la compasión, el amor. Por toda la humanidad.

—Interlocutor: “Los políticos que roban tienen la mente obtusa?, porque están rodeados de asesores, y ¿no tienen a nadie de esos asesores que, le abran la mente a algo nuevo, a ese ‘yo’ fuera de todo egoísmo?”

—Toni: ¡Vaya justificación!

¿Tan inocentes crees que son los políticos ladrones, los monarcas ladrones? ¿Qué no se enteran de nada? Los aristócratas, los ricos, los políticos, los jerarcas religiosos, los banqueros, etc. Si fueran idiotas, estúpidos, ¿cómo podrían tener esas mansiones, esas fortunas, esa manera de vivir tan inmoral?

Para uno ser rico, poderoso, monarca, han de estar compinchados con todos los organismos estatales. ¿No ves el rey que se ha fugado, habiendo robado centenares de millones, y no lo reclaman la justicia para juzgarlo? Hay que ver los jueces lo poco diligentes que son -y el mismo presidente también-. Y aun pelagatos, lo fríen los fiscales, les pueden dar una paliza, torturarlos.

Tú que pareces una persona culta, despierta. ¿Por qué no les escribes algunas cartas, escritos, a esas personas corruptas, ladronas? Y les dices dónde están asentados.

—Toni; Todos estamos programados de la misma manera; somos una única raza humana. Aunque hay algunos detalles superficiales: color de la piel, peculiaridades educativas, culturales, religiosas, nacionales, etc.

Pero, todos tenemos miedo al dolor, a que nos hagan algún daño, a que nos rechacen, Tenemos miedo a enfermar, a la muerte. Y eso, es la tierra que todos pisamos.