Torni Segarra

Seleccionar página

* La importancia es un fenómeno totalmente subjetivo.

Por ende, tomar a la ligera algo verdaderamente importante, es absurdo, peligroso, inadecuado.

* “¡Deseo que el mundo se tome un momento de la carrera detrás del placer, el dinero y el poder, y escuche a este hombre!”.

Cuidado todo deseo es divisivo. Creer que el mundo, las personas van a cambiar. ¿No es una falta de comprensión del mundo y de la mente humana?

* El problema es que topamos con el infinito. Y entonces, es que está ahí la nada, el absurdo.

* Cada pensamiento es un juicio. Y toda acción también. Lo que pasa es que la acción ha sido blanqueada, limpiada. Por la ausencia del tiempo psicológico.

* Aunque el aprendizaje nos lleve siempre a lo nuevo. Eso nuevo, tiene como base lo viejo. Es decir, división, conflicto, miedo. ¿Es posible vivir sin división, sin conflicto, sin miedo -no unos instantes, un rato, si no siempre-?

* Cuestionar lo que se nos ha enseñado -y siguen haciéndolo-. Genera muchos problemas, desafíos. De manera que, si uno no arde por ver la manera cómo funciona el mundo, cada persona. El cuestionar no es posible.

Al final, el cuestionar es una agresividad contra lo que se cuestiona -personas, ideas, situaciones-.

* “Si comenzaras a invertir tu atención y energía en lo desconocido, tu cuerpo podría hacerlo. para seguir tu mente hacia lo desconocido, una nueva experiencia en tu futuro”.

Eso no es posible. Porque todos vamos a morir. Y ante la muerte, ¿qué podemos hacer si es el fin de todo?

Podemos inventar lo nuevo, el cielo, el paraíso, la reencarnación. Pero el final de todo, la nada seguirá ahí. Que es no saber nada ciertamente.

* Creo que eso que has escrito, sobre el sexo en la luna llena, es una exageración. Es como si dijéramos, que el sexo con el calor de la primavera y el verano, se incrementa. Y puede ser.

Pero decirlo, como si fuera un descubrimiento fantástico. ¿No es como si hicieras publicidad de algo que está ahí al alcance de todos?