Torni Segarra

Seleccionar página

* El Biden que fue a Ucrania cuando la ultraderecha neo nazi, se apoderó del poder. Y él fue allí a apoyarlos, ofreciéndoles dinero. Aún está ahí.

El poder y los que lo tienen, no se conmueven con lo que hacen. Y al instante siguiente, pueden decir y hacer todo lo contrario.

Nosotros, los que no estamos en el poder, hacemos lo mismo. Excepto que, nuestras decisiones no son tan graves e importantes. Como lo es lo que hacen y deshacen los políticos, que detentan el poder mundial.

* Si haces adecuadamente lo que has de hacer. Eso te va afectar sin tú saberlo. Esa es la magia de la vida, cuando hacemos las cosas adecuadamente o inadecuadamente.

Sé que puede ser difícil de tragar. Pero si todo es una unidad. Todo nos afecta a todos.

* “Te respondo por aquí porque por Messenger no se puede al no estar agregados”.

Gracias, no lo sabía.

* “Aquellos que no pueden pensar o asumir responsabilidades por sí mismos, necesitan y claman por un líder”.

Luego en principio es adecuado. Es como el padre que acompaña a la escuela, porque su hijo no sabe ir solo. Aunque es más complicado. Porque aprender ir solo a la escuela es cosa de días.

Pero ver y comprender la realidad de lo que es la vida. Eso es otra cosa. En realidad, eso es cosa de cada instante. Para toda la vida.

* Cómo vas a ser. Si generas problemas. Que te van a perturbar, a dividir, enfrentar a los que molestas con tus maneras personales de vivir. Para poder ser. Ya sabemos que hagamos lo que hagamos vamos a molestar -como posiblemente lo estoy haciendo-. Pero la intención de respetar, de ser compasivo, eso lo que blanquea -lo hace aceptable- todo lo que hacemos.

* “Cuando la mente guarda silencio durante horas, se hace joven, se renueva, se hace más creativa, más sensible, rejuvenece gracias al descanso”.

El problema está que tendríamos que estar todo el tiempo en silencio, meditando. Hay otra manera de meditar, haciendo las cosas necesarias de la vida cotidiana. Solamente hay que tener compasión y amor por todas las personas. Por todo lo que hacemos, está sucediendo. Sin conflicto, sin pleitos ni disputas. Sin división.