Torni Segarra

Seleccionar página

* La meditación es estar en la nada. Sólo la conciencia y la percepción.

* “Hola, hace meses que me siento muy mal, insegura, con miedo, triste, llevo conviviendo con mi pareja que tiene 35 años y yo 19 pues él tiene 2 hijos, su hija mayor de 14 vive con nosotros y su otro hijo, él no lo ve hace meses, me incomoda mucho el trato que lleva con la mamá de su hijo y me incomoda mucho que no se si algún día podré aceptarlo. Yo le he lastimado con mis palabras y recientemente el lleva días haciéndome sentir mal (o lo mismo) me dice que ya lo aburrí con todas mis inseguridades y desconfianzas, ya no estoy segura si continuar con esta relación. Cada vez que intento irme, me siento muy mal y no puedo hacerlo tengo miedo de no encontrar a alguien como él. Me estoy hundiendo día a día, siempre lloro porque extraño a mi familia y no sé si me abre equivocado, pero me cuesta dejarlo, quiero aclarar que nunca me ha faltado el respeto. Ayúdenme por favor”.

Si lo amas de verdad, si lo necesitas. Entonces tendrás la energía y los argumentos necesarios para proseguir con él; y con sus hijos. Si no lo amas de verdad, tendrás problemas. Y tú has de saber si lo dejas o no.

* Muchas personas, sacan energía de sus problemas personales. Si no tienen y hablan de sus problemas, vegetan, se aburren, duermen. Pero, eso irrita porque creen que los demás, son los culpables de sus problemas que no pueden resolver.

* Ese es un misterio de la vida: ¿Por qué hay unos que son felices y otros no?

* Cuidado. Que la mente es ingobernable.

* ¿Las buenas personas, dónde están? Cuando vemos a una buena persona; la vemos en el papel de bueno. Pero no lo vemos, cuando hace el papel de malo.

* El mundo es muy grande. Y hay muchas personas. Cada una tenemos problemas. De modo que, según nuestra sensibilidad, la capacidad de trabajo. Podemos hacer mucho, poco o nada. Cada uno que haga, lo que tenga que hacer.

Ya sabemos que las grandes empresas, multimillonarias, parece que tengan carta blanca. Y eso, quiere decir robar. ¿Y a quien roban? A los pobres indefensos, débiles y los más vulnerables, desfavorecidos.

* El sueño de igualdad. Para crear, en la capa superior, noble y aristocrática, instituciones y comportamientos de igualdad. Eso puede ser verdad. Pues, la igualdad como ha de ser completa, ¿podrá ser?

El placer, su persecución, es el mal, lo inadecuado. Y los ricos y los pobres, no quieren o no pueden prescindir, descartar el placer.