Torni Segarra

Seleccionar página

* Lo que el futuro nos depara, eso no se puede saber.

 

* Para captar el significado de la vida. Hay que observar cómo funciona la naturaleza. Hay que observar y comprender, cómo opera el pensamiento, la mente, el ‘yo’.

 

* Una cosa son los pensamientos y otra la acción. Los pensamientos pueden decir lo que quieran. Pero los hechos, la acción, es lo que vale.

 

* “…y uno puede vivir en ese silencio todo el tiempo”. ¿Eso puede ser? ¿Es decir se puede estar libre de ‘yo’ siempre, en todo momento, en todo lugar?

 

* Lo que hemos de hacer, lo que ha de suceder, en el futuro no lo sabemos. Y en ese no saber, está la inacción, el orden. Que es acción total. La acción de la inteligencia.

 

* ¿Lo sueños no son una proyección de lo que ya hemos planificado? Entonces, lo importante es conseguir eso que queremos. Y así, la vida continua en la superficialidad, en el desorden, en la ausencia de inteligencia. Que es el imperio del ego, del ‘yo’.

 

* Si empezamos a mirar y mirar todo lo que somos, podemos llegar a ser como las bacterias del cosmos, universo. E incluso, algo más pequeño aún. Ya que todo es infinito. Tanto en lo macro, como en lo micro.

 

* “El león y la pantera son inofensivos; en cambio las gallinas y los patos son animales altamente peligrosos, decía una lombriz a sus hijos”.

Esa cadena de vida, ese paradigma, de comer y ser comido. Es la esencia de todo lo que tiene vida.

 

* “El amor es desnudo, quien no quiere amar, hace bien en vestirse”.

El amor, como abarca a la totalidad de la vida. Es desnudo y no desnudo, vestido.

 

* El amor es lo único que no podemos manejar, comprar, poseer. El amor es caprichoso, llega y se va inexplicablemente para nosotros.

Pues la mente, no tiene la capacidad de descubrir la realidad de lo que es la vida, del amor.