Torni Segarra

Seleccionar página

Compilación de comentarios. 

 

–Toni: ¿Nos olvidamos que lo más importante es vivir en paz, sin división ni conflicto?

Y eso solamente llega, cuando uno tiene unas buenas relaciones, con la persona con quien convivimos. Con las personas que pasan por la calle, con las que viven a cinco mil kilómetros, en la otra parte de mundo.

Y eso quiere decir, tener empatía con los que pasan hambre, viven en la miseria. Ya que ellos, también sienten y sufren como nosotros; cuando enferman, tienen frío o calor, cuando son golpeados, maltratados como si fueran animales.

Dejémonos de experiencias, de distracciones ‘elitistas’ creyendo que lo sabemos todo y vivimos en el séptimo cielo.

Todos de una manera o de otra, somos responsables de todo el dolor, el sufrimiento que pasa toda la humanidad. 

–Interlocutor 1: Toni Segarra, tienes mucha razón, gracias por tu claridad  

–Interlocutor 2: No es lícito ocuparse de lo de los demás. Ama tu PRÓJIMO como A TI MISMO. O sea, teniendo referencia primero de nuestro amor x nosotros. Y eso en caso de que creamos que estamos separados…

–Toni: “No es lícito ocuparse de lo de los demás”.

¿Quieres más amor para ti mismo? Si no fuera por los demás, no podrías alimentarte, no podrías vestirte, no podrías tener dinero en el banco, ni móvil ni ordenador.

¿Nos estamos comunicando?

Tu no haces el ordenador, ni el coche, etc. Necesitas de los demás. ¿Te parece que no es lícito ocuparse de los que los fabrican, cómo viven, si son explotados con bajos sueldos, si los dueños son tiranos insensibles e indiferentes a sus problemas, etc.? 

–Interlocutor 2: Sabes que sucede a mi entender… que no creo que dejando -por lástima- de ocuparme de mejorar y cuidar lo mío. Flaco favor le hago al mundo. Que seguirá según sus leyes. Si tú te has estado ocupando y otros como tú… tal vez ya debería de estar mejor… dos cosas no se pueden pensar a la vez. O organizas tu mundo o pretendes organizar el ajeno. mientras la VIGA SIGUE TAPANDO EL OJO PROPIO.

–Toni: No lo compliques. Pues todo es sencillo.

Si uno va por la carretera, y te ve a ti que estás parada. Y haces señales para que se detengan, ya que tu coche se ha roto. Si todos hacen lo mismo que tú dices: ‘No es lícito ocuparse de lo de los demás’. ¿Cuál sería el resultado para ti?

–Toni: Sólo se trata de no ser un dictador ególatra. Que lo arrasa todo por mejorar sólo lo ‘suyo’.

Además, ¿es posible mejorarte sólo a ti? La ley del karma te responderá de la misma manera que tú respondes ante los retos. Y lo que provocarás será más división, más conflicto, más confusión, desorden.

–Interlocutor 2: Estoy feliz de comprender las Leyes Espirituales. Y hago lo posible por proceder en sintonía con la Luz que las ilumina. Dentro de lo que puedo captar a cada instante.

–Interlocutor 1: El cuerpo no se creó para ser el envase del alma, el cuerpo se creó como deseo de proteger al YO de la unidad, yo deseo tener una frontera que haga evidente que yo NO SOY la unidad, mi cuerpo me permite eso… Cómo bien dices tú…

-Es una locura.

–Toni: El cuerpo, nadie sabe por qué se creó. En ese cuerpo está la consciencia, la percepción, la mente, el pensamiento.

Es decir, el pensamiento se ha salido de la programación y dice que puede optar, ser libre para elegir lo que él cree que le conviene.

Por lo que, se rebela contra la realidad, lo que es; generando división, conflicto, desorden, caos.

–Interlocutor 1: Así es mi estimado Toni, un gusto coincidir contigo, gracias por estar aquí para mí.