Torni Segarra

Seleccionar página

–Interlocutor: Todo aquello que se hace por amor, está por encima del bien y del mal.

 

–Toni: Si no se comprende, es porque no se comprende lo qué es el amor.

 

* «Cuando decimos que Dios existe o que Dios no existe, ésta es una completa falta de humildad».

Porque el que dice que sabe, es que no sabe. Porque todo, no se puede saber.

* Ver completamente que uno está en desorden. Es terminar con ese desorden.

Si uno toca algo que quema, el acto de reaccionar, de apartarse de eso que quema, eso el orden.

 

* ¿Quién sabe lo que va a pasar dentro de sesenta años? Lo que vale, lo que cuenta, es la acción de cada uno.

Si queremos limpieza, no destrucción, hemos de tener orden. Y ese orden cada cual, ha de descubrir qué es. Pues, mi orden puede que no sea el tuyo. Ya que el desorden lo contamina, lo abarca todo.

Destruimos la naturaleza, porque tenemos una mala relación con ella. Y por supuesto, una mala relación con nosotros, con todos los demás.

Si amaramos de verdad a las personas, también amaríamos a los árboles, a los animales, a todo lo que es la vida.

 

* Todos somos iguales.

De manera que, sólo hace falta un reto perturbador para saber quiénes somos nosotros. Ya que, el resto de la humanidad, son como nosotros.

 

* Todo es más sencillo: el amor es cuando la división y conflicto, no pueden operar.

 

* Por eso, el amor solamente se manifiesta, cuando la división y conflicto, no pueden hacer de las suyas: confundir, desordenar, hacer crueldades, violencias.

 

* “Recitar las letras del alfabeto puede ser la más grande Oración jamás rezada si se hace con auténtica Devoción”.

Para tener devoción, ser un devoto de la vida, uno ha de amar a todo lo que la vida es, nos ofrece, suceda -sea lo que sea, sea quien sea-.