Torni Segarra

Seleccionar página

* Todo lo que les ha sucedido a los seres humanos. Es lo mismo que le sucede ahora a cualquiera. El apego va en nuestra programación.

Un lobo, un león, están apegados a su clan, manada. Y lo mismo nos pasa a nosotros desde siempre.

Porque tenemos necesidades que sólo se abastecen en el clan, la manada, la familia, la política, la religión.

* El apego es el peor veneno que tenemos.

Apegarse a un dios inventado por nosotros. Quiere decir que es un dios de diseño particular. Un dios de nuestra hechura.

Y por eso, ese dios nuestro pequeñito, fallón, torpe, contradictorio. Todo poderoso. Que todo lo puede, pero no nos evita las miserias, los huracanes, las hambrunas, los multimillonarios que están destruyendo a la humanidad. Es un dios divisivo.

Porque no existe. Si en vez de dios dijéramos el universo infinito inescrutable. No manipulado por los poderosos tiranos, por los inocentes creyentes. Entonces, no usarías la palabra dios. Pintada de ocultismo, superstición, paganismo, adoración.

Sabes que, en India, algunas personas instruidas. Cuando a alguien le preguntan qué es dios. Cada cosa que se responde, se le dice: ‘Eso no es’. E intenta responder otra descripción y se le repite ‘Eso no es, eso no es’.

Porque dios no se puede trasladar al ámbito humano de las palabras, conceptos. Ideas, teorías, religión, en los problemas de un país, en política, etc.

* Esa es una opinión tuya. Que si tú quieres no se puede rebatir.

Pero lo que yo digo, también es mi opinión. Que tú no podrás rebatirme.

Porque existe el infinito.

Que es que no hay fin. Y sólo queda la nada de ese infinito, inexplicable, inescrutable.

* ¿Quieres decir que crees en la reencarnación?

Eso es una creencia, que es una ilusión.

Porque, no se puede demostrar.

Es un juego mental. Inventado para soportar el miedo a la nada.

* Dejando a la mente que vea, todo el vasto panorama de la realidad, de lo que es la vida.

Es cuando llega el orden, que es inteligencia, sabiduría.