Torni Segarra

Seleccionar página

* Eso es el ego en acción.

La pregunta es: ¿Puede ese ego, ‘yo’, desaparecer para siempre?

 

* El principio del karma, del todo, no se puede saber. Porque el infinito, no se puede escrutar, ver. Es como lo eterno, la nada.

JK, dijo que el observador es lo observado. De manera que todos somos iguales. Él era un hombre vulgar y corriente como todos.

Somos quiero, pero no puedo.

 

* Cuando mueres a lo viejo y repetitivo, llega lo nuevo.

Lo que nadie ha tocado.

 

* «Quién controla el miedo de la gente se convierte en el amo de sus almas».

¿Quién no tiene miedo?

Él también lo tenía -como todos los terrícolas lo tienen-.

 

* «Si nunca te vuelvo a ver, siempre te llevaré conmigo, adentro, afuera, en mis dedos y en los bordes del cerebro, en centros de centros de lo que soy y de lo que queda.

Sólo palabras y mentiras, falsedades.

Pues el tiempo lo destruye todo, como nuestros cuerpos cuando se entierran.

 

* El miedo fue creado para defenderse; y por eso inventamos las navajas, para facilitarnos las cosas a la hora de comer o cortar la madera, las cañas, los arbustos, etc. Luego es legal, preciso.

Pero cuando lo comprendemos; es cuando descubrimos, que el miedo es como una navaja de doble filo. Por una parte, nos defiende. Pero por otra, nos puede generar complicaciones, cuando lo usamos para ser cruel, violento. Para hacer alguna maldad y generar más miseria humana.

 

* Eso de que alguien nos quiere, eso es una ilusión, una superficialidad.

Pues del amor al odio, se pasa en un segundo. Nosotros queremos controlarlo todo, otra estupidez, superficialidad. Nosotros no sabemos nada. Sólo algo de acción y reacción.

Si alguien nos dice que nos quiere, debería de decir en estos instantes, momentos. Por lo que, el que lo dice debería de aclarar que todo es temporal, fugaz, misterioso.

Y que estamos al albur de lo quiera la vida.