Torni Segarra

Seleccionar página

* La paz no es lo que nosotros creemos que es. Por eso, todo está muy sencillo y complicado de entender.

La paz nace dentro de nosotros, al no estar divididos internamente, como externamente.

Por eso, si no hay división hagamos lo que hagamos será el orden.

No mi orden o el tuyo. Si no el orden que no es de nadie. Que es el de la realidad que está sucediendo.

* ¿Por qué quieres soltar tu estructura psicológica, si piensas que eres eso? Cuando tocamos el fuego, ¿verdad que al quemarnos apartamos inmediatamente la mano? ¿Por qué, no vemos el fuego que tiene la vida, que nos quema, sin responder?

* “¿Qué sucedería en una forma de organización no-jerárquica, de enfoque rural y de independencia individual y apoyo colectivo?”.

¿Eso no sería como una comuna, cosa de amigos? Un gobierno convencional es otra cosa más complicada.

* “…No hay diferencia entre el OBSERVADOR y el OBSERVADO…”.

Ahora sí. Ahí está la relación perfecta, adecuada: la ausencia de división interna. La unión total, absoluta.

* “Santidad”.

¿Qué quiere decir esa palabra? ¿Puede uno ser santo -con comillas o sin ellas-?

* “Una hora no, pero si por largos períodos. Allí, es posible vislumbrar una separación que no es la que ocurre en la mente”.

Eso demuestra que la libertad no existe. Porque todo lo que hacemos son parches. Ya que la libertad, la liberación del miedo, la liberación del ‘yo’, no es posible.

* Quieres decir que rechazas, descartes por igual el nacionalismo centralista fascista español. Como rechazas y descartes el nacionalismo catalán. Tendría que verlo para creerlo. Los dos vivimos en la España centralista fascista. La heredera de cuarenta años de la dictadura fascista.

Tú ya sabes de que hablo.

Pasarlo bien.

* Dices: ‘A lo que le tengo miedo es a vivir’.

Y qué persona, sino es un bobo, no tiene miedo de la vida, de vivir.