Torni Segarra

Seleccionar página

* Lo evidente, es tan evidente que no vale la pena repetirlo.

 

* La religión cristiana obediente, sumisa, lo ha de ser así. Pues hay que obedecer, la voluntad del padre todopoderoso.

Son como los hindúes, budistas, etc., que han de soportar felices lo que el universo les depara: ser pobres, miserables, enfermos, ricos, tiranos, crueles asesinos violentos.

 

* ‘Si no sentimos amor por nosotros mismos, no podemos darlo’.

Lo damos porque vemos la felicidad, que sienten los que reciben el amor.

 

* Cuando alguien está bien -porque es inocente-. ¿Verdad que tiene frescura, suavidad, atención, delicadeza?

 

* Soy consciente, percibo, luego existo.

Más aún soy consciente, percibo.

 

* “Leer buenos libros es como conversar con las mejores mentes del pasado”.

¿Quién escribe buenos libros?

 

* Siento decirte, que resulta que eres un supersticioso, esotérico. Que cree en los infundios de la mente.

La liberación, es la nada. Nada en que agarrarte, ni nada para sujetarte.

 

* Todo el problema, eres tú. Así que soluciónalo y llegará el orden, la inteligencia.

 

* ¿Qué es la verdad? Miremos a la naturaleza y ésta nos está enseñando la verdad.

Mirémonos a nosotros mismos, y si somos capaces de vernos sin miedo, ni huyendo ni reprimiendo, ahí está la verdad.

Y si me conozco verdaderamente quién soy, cómo soy, cómo opero y respondo a los retos. Entonces, también conocemos a toda la humanidad.

 

* Todos los seres vivos de la tierra, están programados. Para que repitan obedientemente el paradigma de la tierra: sobrevivir al coste que sea.