Torni Segarra

Seleccionar página

Compilación de artículos.

 

–Interlocutor: Todo lo que te recuerde que no eres nada servirá a tu evolución espiritual.

Cualquier cosa que te recuerde que no eres nada servirá a tu evolución espiritual.

–Toni: Porque, el recordar es el pasado. Y la vida siempre es el presente, el ahora.

–Interlocutor: Pero recordar tu verdadera naturaleza, lo que eres realmente es estar en el presente, porque lo que eres es atemporal.

–Toni: Pero esa naturaleza, ¿Qué quiere decir?

–Interlocutor: Lo que eres realmente: nada como individuo porque eres Todo.

–Toni: ¿Pero esas palabras, son sólo palabras? O, son compasión, amor.

–Interlocutor: Amor es darte cuenta que los demás no existen porque tú eres los demás y los demás son tú mismo. Es decir, eres nada como individuo.

–Toni: Eso se puede adaptar a las necesidades, a la culpabilidad, el destino de cada cual, el trabajo, etc.

La igualdad, es todo lo que todos hacemos. Estamos obligados por nuestra programación.

–Interlocutor: No existe programación alguna porque no existen seres humanos. La Verdad está más allá de cualquier creencia o pensamiento.

–Toni: Tu programación te dice que respondas como lo estás haciendo. Porque según el camino que escojas, el orden o desorden te dirigirán.

–Interlocutor: No, es tu programación. Cuando seas consciente de que no existes como persona o individuo entonces ya no tendrás programaciones.

–Toni: Entonces. ¿Quién dirige el cuerpo, quien dirige el tráfico en las carreteras-autovías o autopistas, en los trenes, en los aviones?

¿Quiénes dirigen la ciudad donde vives? ¿Quién dirige los ministerios para que todo funcione adecuadamente?

–Interlocutor:  Nadie dirige nada porque nada existe realmente.

–Toni: Si nada existe, ¿por qué usas la computadora? ¿Por qué alimentas tu cuerpo? ¿Por qué lloramos, o nos alegramos?