Torni Segarra

Seleccionar página

* El pez grande se come al pequeño. Los animales son robots, sin dudar ni vacilar a la hora de matar.

Los terrícolas, sí que podemos de alguna manera, no hacer como los animales. ¿Por qué no podemos dejar de hacer esas órdenes, que nos dicen lo que tenemos que hacer? Pues nosotros, sí que podemos descartar el matar tanto a las personas, como a los animales.

 

* Si tú te estás meando y te reprimes, porque quieres acabar algo que llevas entre manos, ahí hay desorden.

Luego, si descartas el desorden, llega el orden.

 

* «No llega una sola alma a tu vida sin antes haber pactado una cita espiritual».

Primero, ¿el alma existe?

Segundo: la mente tiene el poder de inventar todo lo que necesite, le convenga -aunque sean todo alucinaciones-.

 

* El alma, el espíritu, el ser, el super yo, dios, los santos, etc. ¿Eso qué es? Son sólo palabras inventadas por personas astutas, para tapar una carencia que causa neurosis, miedo, depresión, melancolía, tristeza, soledad.

Si tú estás llena de compasión y amor, no necesitas palabras, ideas, teorías, maestros, gurús. Tú eres tú propia guía, gurú, maestra.

 

* Cuando uno comprende que el observador es lo observado. Se da cuenta de que él es igual a toda la humanidad.

No hay ego, no hay ‘yo’ -no puede operar-, no hay mitomanía. Ni superstición, ni adoración a un maestro, gurú, que dice que sabe. Y se hace dependiente, un repetidor de palabras, conceptos, ideas, teorías.

Cuando el observador es lo observador, entonces todo se abre para que veamos la maravilla de la unión de toda la humanidad. Entonces, no hay miedo ante un desconocido, o conocido.

Ya que el amor, la compasión y el miedo no van juntos.

 

* Se ve, se nota, que los leones, están bien alimentados, sanos, fuertes, lustrosos. Y no tienen apetito; por eso, juegan y pierden el deseo de matar.

 

* Cuando me doy cuenta que el hierro está quemando, es cuando no lo toco.

 

* ¿Quién dice que algo es cierto? Pues, lo que es cierto para uno, para otro no lo es.