Torni Segarra

Seleccionar página

* No hay ni llave ni puerta que nos lleve a la verdad. Sólo hay el ver la realidad tal cual es.

Y que con la relación con los demás, con la naturaleza, con todo lo que existe. Nos dirá si eso es verdadero o no.

 

* La libertad está ahí. Cuando uno se da cuenta que vive en la prisión del cuerpo. Y en la prisión de la tierra.

Al ver que no hay manera de salir, de esa prisión -y otras más-.

 

* “La humanidad es para el planeta como una plaga de piojos. En algún momento va a sacudírsela”.

Siempre ha sido así. La tierra es como el cuerpo. Que siempre está creciendo y la vez destruyéndose. Porque la vida es destrucción, amor y construcción.

Todo funciona así; aunque no lo vemos, por la lentitud en que operan los cambios.

 

* “Si cada hombre y mujer sembrara un árbol cada mes del año, estaríamos sembrando el 50% de la población mundial 60.000.000. maderables, que dan vida y oxígeno y 30.000.000 de frutales. Desde tu casa siembra en macetas cultiva los árboles, después llévalos a su hogar, una zona de parques y de bosque ¡¡salvemos al planeta de una catástrofe climática!! A los depredadores, decomisar todo tipo de herramientas, encarcelarlos y multarlos. A los productores de madera deben tener su propia tierra y sus árboles, ¡¡ninguna autoridad debe dar permiso de explotaciones forestales en bosques de la nación!! En el caso de bosques saturados se requiere de empresas conocedoras, con experiencia y equipos especiales para el derribo de árboles sin dañar la flora”.

¿Eso no sería una dictadura que obligara a hacer todos lo mismo? Y entonces, se generaría desorden, conflictos, caos. Que es lo que ahora tenemos.

Lo primero es el orden. Y en ese orden va implícito la libertad -no la dictadura-, el respeto a las personas. Y si respetáramos a las personas de verdad. También respetaríamos nuestra casa y todo lo que hay allí.

 

* En definitiva, todos somos personas programadas. Así que, al igual que en una película, todos los que participan en el montaje -desde el productor, hasta el portero de los estudios, las personas de la limpieza- todos son igualmente importantes. Precisos para que la película se pueda realizar, acabar.

Pero eso hay que vivirlo, en el ámbito donde vivimos, lo que hacemos.

 

* “No me gusta ser moldeado por la sociedad”.

¿La sociedad nos moldea o ya nacemos programados?