Torni Segarra

Seleccionar página

* La idolatría y el paganismo. Es la ignorancia, el fanatismo de las personas superficiales, desgraciadas. Porque, creen en lo que no es. Sólo dependen de imágenes de vírgenes, santos, personas ‘extraordinarias’. Sin darse cuenta que esa devoción, dependencia es una especie de locura. Consentida, alentada, compartida, por las autoridades religiosas.

Es decir, es el negocio de la religión y sus mentiras imposibles. Para que el negocio siga funcionando.

* Respetarlo, sí. Informar también de su falsedad. De que es un obstáculo, un impedimento, para la actividad espiritual. De que el fin y desde el principio, es la libertad de todo lo que impide esa libertad.

Incluso si quieres ser una idolatra, pagana. Adoradora de piedras, hierros, pinturas, templos, madera, o también cantantes, actores, etc.

* La pregunta es: ¿Por qué no actuamos, respondemos instantáneamente, si al tocar un hierro que nos quema la mano, no la apartamos? ¿Es por qué estamos medio dormidos, borrachos con nuestros juegos y distracciones, ganar abundante dinero? Que el ver, el sentir, el darse cuenta de la realidad, lo que es, lo que está sucediendo. No puede operar, para poder liberarnos de ese dolor, que nos quema. ¿Es que somos indiferentes, insensibles, sin ver nada que no sea nuestro egoísmo?

* El problema, es hacer un problema de los problemas. Para que los problemas desaparezcan, hay que generar orden. ¿Tú tienes tu orden? Para que sea orden, ha de ser racional. No podemos comer tierra o hierro. Hemos de comer alimentos. Y lo mismo con el agua, que ha de ser pura, limpia. Y si sigues con ese orden, llegará el orden para dormir adecuadamente.

* “Si a orden te refieres, limpieza de hogar. Si escribo lo que tengo que hacer en el día, pero siempre me viene algo a la mente y lo quiero hacer a como dé lugar, ¿Usted cómo ordena? Me interesa su respuesta”. 

Lo que hago está determinado por la necesidad. Salgo de la cama a 05’00 horas. Abro la computadora hasta las 08’00. Que es la hora para desayunar.

A las 09’00 llega la asistenta del hogar. Preparar la mesa para desayunar mi madre. Ayudarle en lo que necesite. A las 11’30 puedo salir a hacer diligencias. Hasta las 12’45. Guardar lo que se ha comprado.

A las 13’30 comer. Por la tarde la computadora.

A las 19’15 la cena de mi madre. A las 20’00 ponerla en la cama.

Abro la computadora a las 20’15. Hasta las 22’20 que voy a la cama.

La cena consiste en comer alguna fruta, chocolate, frutos secos, etc. Sin comerlo en la mesa.

Si viene alguna visita o alguien a atender las necesidades de reparaciones domésticas, etc. Se atiende colaborando en lo que se pueda.