Torni Segarra

Seleccionar página

* “…tenemos que salirnos de la luz y penetrar en la oscuridad para poder distinguir entre ambas, sin ser conscientes de que al salir de la luz estamos iniciando una búsqueda de aquello de lo que nos hemos salido.  ¿Pero realmente nos hemos salido? ¿Es posible salirnos de lo que somos? ¿O quizás es esta creencia de que podemos salirnos la que nos mantiene perdidos? Puede que esta creencia es la que nos incita a vivir buscando el camino de regreso a casa, buscando la luz de la que nunca jamás hemos salido, buscando el AMOR que nunca dejamos de ser”.

Cuando descubrimos que el pensador, y el que piensa, es lo mismo que el pensamiento. Es cuando todo empieza a verse diferente.

Porque, sólo existe el pensamiento. Libre de división, dualidad, conflicto.

 

* «La verdad es amarga al principio, pero muy dulce al final».

–Toni: ¿Eso cómo se sabe? El futuro es el secreto mejor guardado.

–Interlocutor: ¿Enserio? ¿Qué futuro?

–Toni: El tuyo y el de todos.

 

* De una manera o de otra, vamos a seguir esclavos. Ese es nuestro destino. Tanto del que esclaviza, como del esclavo.

 

* ¿El observador, no es lo observado?

 

* Si el observador, es lo observado.

No hay nada que escudriñar, descubrir en los demás.

 

* Si se pasan, van acabar mal. El que necesita orden lo quiere.

¿Qué es el orden? El bien para todos.

Como eso no es posible, se inventó la democracia, donde manda la mayoría.

 

* «¿Y si resultase que por ser personas altamente sensibles fuésemos personas capaces de vivir el instante presente en toda su intensidad?».

En un instante se puede vivir el presente en toda su intensidad. ¿Pero, se puede vivir las 24 horas del día en toda su intensidad?

 

* La programación es la misma en todas las criaturas vivientes.