Torni Segarra

Seleccionar página

* La libertad llega. Cuando nos damos cuenta, que no hay libertad en absoluto.

* La reencarnación es un consuelo. El refugio de las personas desesperadas, por la idea de la nada.

* “Hay que enamorarla todos días para mantener la llama encendida en cada estación”.

¿Todos los días? Para dar amor a alguien, has de estar lleno todos los días, a todas horas, de ese amor que quieres dar. ¿Puede ser eso?

* “Cuál es el primer peldaño a escalar en el camino hacia el tao?

No hay peldaño ni escalera. Sólo hay vida. Y vivirla.

* Todo palabras. Los hechos son más sencillos.

No sabemos por qué estamos aquí. ¿Por qué estamos viviendo? Viviendo en un lugar que es a la vez el cielo y el infierno. Que es como un supermercado, donde venden los animales asesinados para poder alimentarnos.

Donde las personas no podemos vivir sin violencia. ¿Si no fuéramos violentos podríamos comer, alimentarnos para sobrevivir? Para conseguir todo lo necesario que todos, absolutamente todos necesitamos. ¿Qué sentido tiene la vida? Ninguno. Uno vive goza y sufre. Y lo acepta o no.

* “¿Es posible ser iguales entre sexos diferentes, qué entendemos por igualdad?”.

Psicológicamente es posible.

Aunque la pregunta es. ¿Es posible amar siempre a una persona?

* Siempre habrá algo para alterarnos. Ahora toca esto -la pandemia, que parece un incendio que lentamente lo va arrasando todo-. Luego puede que llegue una guerra, una enfermedad, una muerte de un ser cercano, querido. Llegue la vejez y su decrepitud.

Así que la vida, siempre hay que vivirla. Sabiendo que nosotros somos marionetas. Que hay que obedecer al universo. Que es el que tiene el plan. Y el que mueve los hilos.

* La ley que no está escrita: Quién siembra vientos recoge tempestades.

Y no te quejes de este señor. Porque el que venga será peor.