Torni Segarra

Seleccionar página

* Todo eso está motivado porque estamos divididos, en conflicto. Y vemos a los otros como competidores, contrarios.

Si comprendemos la actividad del ego, desde su misma raíz, esas fantasías no podrán ser. Entre otras cosas porque no, nos las creemos; no le damos ningún valor ni importancia.

 

* ‘El que más sufrirá eres tú’.

¿Por qué? En todo pleito, discusión, ¿no son dos seres humanos que sienten lo mismo?

Por tanto, el dolor, el sufrimiento es de los dos.

 

* «¿El amor es necesidad?».

El amor, es más que necesidad, es devoción.

 

* Las respuestas que decimos ahora sobre una cuestión, un reto del futuro. No podemos saber cómo serán. Pues el futuro no es el hecho, cuando llegue para responderle.

Es decir, ‘como soy tan bueno te amaré siempre, no lo dudes’. Eso quiere decir, que no nos conocemos, no conocemos cómo opera el ‘yo’.

 

* ¿No te das cuenta, que nosotros estamos obligados a vivir con nuestra programación, comer, dormir, sexo, y miedo mucho miedo, obligados a sobrevivir?
Ahora la pregunta: ¿quién nos ha programado como los robots? ¿Lo podemos saber?

 

* “El momento en que esperas que ese sentimiento sea engañoso pero real. Y experimentas algo que nunca quisiste saber”.‎

Lo nuevo es el orden. Pero el orden, también trae sorpresas no deseadas.

Así que, la realidad es la verdad. Nos guste o no.

 

* “Nunca descuides a las personas que te demuestran que te preocupas por ellos, porque llegará el día en que quieras pasar tiempo con ellos, pero ya no puedas hacerlo”.‎

 

El presente, el ahora, es lo más importante. Porque en el ahora, está el orden. Que va a generar más orden.

Si el presente, te da la oportunidad de visitar a una persona que te interesa. Hazlo y disfruta con esa persona. Y demuéstrale con hechos, el amor que sientes por ella.