Torni Segarra

Seleccionar página

* Somos energía. Y la energía es lo que es el mundo, el universo.

Todo lo demás no sabemos nada: por qué vivimos, por qué somos mujeres u hombres, enfermos, sanos. Por qué muere uno joven, niño, mayor o llega cien años.

No sabemos nada. Lo que sabemos es que, si hay desorden, lo vamos a pasar mal.

 

* «¿Cuál es la realidad?»

Respirar, comer, dormir, atender a las necesidades domésticas, sociales, económicas.

Es decir, atender a todo lo que es la vida.

 

* Lo importante no es la metafísica. Porque no vamos a ir a ninguna parte.

Lo importante es, lo que hago con mi vida. ¿Siento compasión por los menos afortunados, si tengo orden, lo genero o vivo en el caos del ‘yo’?

 

* Hay libertad.

Cada uno que haga lo que tenga que hacer.

 

* Diríamos que la verdad se manifiesta, cuando no quedamos atrapados ni con el mal ni con el bien.

 

* «Sigue aferrado al cuerpo.
Ese es el problema.
Cuando no hay identificación con el cuerpo.
¿Qué problemas puede haber?
Reflexione y piense.
Usted nunca lo hace, solo se dedica a evadir las preguntas que le hago».

‘Cuando no hay identificación con el cuerpo.
¿Qué problemas puede haber? Pues que eso no se puede vivir.

 

* No saber nada, ¿no es la nada?

¿Y tú qué sabes, amigo? Nada.

Porque no sabemos lo que es el infinito. O, lo sabemos, pero no lo conocemos.

Igual como sucede con la energía que hace que todo se mueva, haya vida.

 

* No sabemos nada, de lo que está más allá de las palabras, del infinito.

Sí que sabemos cuándo estamos cansados, agotados, ferices, dichosos, llenos de éxtasis.