Torni Segarra

Seleccionar página

* “El amor autentico, no procede del pensamiento Eso lo constato con hechos en el diario vivir a cada que por descuido me invaden los reflejos automatizados de racionalizar y condicionar todo para seguir los viejos patrones de conducta, en mis relaciones. En cambio, si no hago nada más que observar, ha ja, ahí las cosas cambian. Eso lo hago después de unos diez años aproximadamente… ¿y sabes lo más gracioso? Ya no me molesta en lo absoluto que me crean o no. Ya no necesito la aprobación de nadie, como me solía suceder siempre/. ¡¡Maravilloso!!”.

El amor es cuando entre tú y yo -o quien sea- no hay división ni conflicto.

 

* “Wau está muy bien eso, amamos aquí y ahora. Pero no hablo de amar a gente.

Nos inunda el amor aquí y ahora, cuando lo dejamos”.

El amor lo abarca todo. Si tenemos amor de verdad, no te molestará nada; gozarás de todo y con todo.

 

* «Estoy solo que procede».

Descúbrelo tú mismo y lo sabrás.

 

* «¡¡Y en el trasfondo de toda intención de cambiar, se oculta la culpa…culpable del error!! Seas tú, sea yo, sea el pensamiento, sea el condicionamiento, el hábito, la cultura judeo-cristiana…hasta el sin fin de algo que culpar”.

¿Culpa de qué?

No somos niños. Los demás que digan lo que quieran, necesiten, es su libertad.

 

* –Toni: Todo el problema, eres tú. Así que soluciónalo y llegará el orden, la inteligencia.

–Interlocutor: ¡Si claro, cada uno de nosotros! Así que a trabajar.

–Toni: ¿Tú qué vas hacer? Trabajar, ¿no?

–Interlocutor 2: Aquí estoy. Presente. No se puede hablar por la sociedad.

–Toni: La sociedad y los que mandan, no lo van arreglar. No pueden.

Por eso, es solamente uno, cada cual, el que se tiene que enfrentar a los retos para vivir.

 

* “Muy cierto. Uno ama todo, no divide. Pero mi perra no me tiene miedo y entre mis animales y yo, más bien son ellos los alfa jaja”.

Eso es una superficialidad. Ganas de embarullarlo todo.

Eso es como decir, que un niño de cinco años es el que manda sobre ti.