Torni Segarra

Seleccionar página

* «Compañero tiene que estar siempre con la atención sobre sí mismo, siempre (en todo instante) hasta que se hace normal: «el observador es lo observado». Es un «espacio-tiempo» diferente».

¿Tú lo has conseguido?

Ese siempre que dices ‘con la atención sobre sí mismo, siempre (en todo instante) hasta que se hace normal’, no nos dejaría ser vulnerables. Seríamos fanáticos, dictadores, dogmáticos.

 

* La claridad, la lucidez, es precisa para que haya orden. Y así que, la inteligencia pueda operar.

 

* El ego, tanto opera desde el pasado -recuerdo-, como desde el futuro -llegar a ser-. Porque el ego es tiempo, como ayer, hoy, mañana.

 

* El tiempo cronológico es el que dice, mañana será día de fiesta. Y el tiempo psicológico es el que dice: acabo de ser humillado, me han faltado el respeto.

El primer tiempo, el cronológico, es útil, práctico.

El segundo, el tiempo psicológico, es un obstáculo para que el presente, él ahora pueda ser.

 

* –Toni: Estar libre de lo conocido, es tan difícil como cuando nos halagan, hablan bien de nosotros, y nos sentimos satisfechos, llenos de vanidad.

Comprender esos halagos, comprender que es el desorden, comprender el ‘yo’. Es lo que nos liberará de lo conocido.

–Interlocutor 1: ¿Libre de las experiencias vividas, los condicionamientos?

–Interlocutor 2: ¿Y eso como se hace?

–Toni: Lo has de descubrir tú. Pues, todos lo que te digan lo que has de hacer, están tan confusos y en desorden como todos.

 

* ¿No es atrevido decir que los animales nos aman?

Cuando el amor es un invento exclusivo de los humanos. Cosa que los animales no lo pueden hacer. Ellos el amor que tienen por nosotros, es un amor egoísta, adulador, servicial, cariñoso, afectuoso, con los que los cuidan y dependen.

 

* Yo me atengo a la realidad de la vida. Que siempre está cambiando, moviéndose.

 

* «¿Cómo estar seguro de sí mismo si no podemos saber que seremos mañana? Que nos dé esa seguridad a la hora de tomar decisiones».

Comprendiendo lo qué es la vida, comprendiendo lo que es el pensamiento, el ego, la mente. Y entonces, nos damos cuenta que no hay seguridad en absoluto.

Es decir, no hay manera de saber lo que sucederá, para poder prepararnos, evitarlo, etc.