Torni Segarra

Seleccionar página

* Repito y lee. No deduzcas. Entiende.

Si vemos que somos ‘un perfecto animal’. ¿Por qué no dejamos de serlo?

O sea, si yo veo que soy un idiota, ¿por qué no dejo de serlo?

 

* “Renunciar a algo propio por el bien de los demás es una de las acciones más recompensadas en el mundo espiritual. Es cuando soltamos algo muy preciado, sabiendo que eso traerá felicidad a otros. En nosotros, queda un vacío, un sentimiento quizás amargo, o de tristeza. Pero estas emociones, se mezclan con la alegría de ver a otros felices. De saber que gracias a que hemos soltado, los demás pueden disfrutar. Y las piezas entonces, encajan en su sitio”.

Si uno ve claramente, que alguien necesita algo y nosotros se lo podemos ofrecer, no habrá duda. Si no felicidad.

 

* Ese deseo de más y más placer, seguridad, etc., ¿no es la causa del desorden?

Cuando no hay el deseo de llegar a ser, ahí está la calma, la paz, la ausencia de celos, de odio, de envidia.

 

* De dónde sacas, ‘¿Quieres que el ser humano deje de reproducirse?’. Pues yo no lo he dicho ni escrito.

 

* Pero no contestas el por qué dices que yo he dicho, lo que no he dicho ni escrito.

 

* OK, amigo. Aclarado.

 

* Los sabios siempre han existido. La diferencia está en que a medida que pasaba el tiempo, la vida se complicaba más y más. Y los sabios parecían que sabían más.

Ahora alguien que domina Internet, parece un sabio. Pero sólo es un experto en manejar los aparatos.

La sabiduría es otra cosa: resolver problemas de la humanidad.

 

* “Quizá la única lección que nos enseña la historia es que los seres humanos no aprendemos nada de las lecciones de la historia”.

No aprendemos porque el resultado de aprender no tiene el poder ni la fuerza, para asumir el resultado.

Uno fuma, y un amigo suyo ha muerto a causa de fumar. ¿Por qué no deja de fumar?