Torni Segarra

Seleccionar página

* “La gente puede tomar algo, y meditarlo.”

No se trata de eso, es la devoción, la entrega a todo lo oriental. Y el desprecio a lo occidental.

Sé que también pasa al revés: ven a los hindúes, orientales, supersticiosos, paganos, idolatras, etc. Aunque los occidentales también son lo mismo: supersticiosos, idolatras, paganos.

O sea, que identificarse, agarrarse a cualquiera, nos divide, nos fragmenta, nos genera conflicto, desorden, confusión.

 

* “Dicen que una vez un periodista le preguntó a Gandhi que pensaba de la civilización occidental, a lo que respondió: sería una buena idea”.

Pues eso, si hay ideas, teorías, todo va a ser desorden: lo tuyo, lo peor; lo mío, lo mejor.

 

* Al principio de esta moda obsesiva de los tatuajes -hace unos años-, los que se tatuaban eran personas vanidosas, superficiales, exhibicionistas, que tenían poder, dinero.

Ahora ya es una epidemia, como lo son los grafitis en las paredes. Esa vanidad es tan poderosa, ¿qué vale pena hacerse daño al cuerpo, a la piel, y gastarse dinero, invertir tiempo, en ese exhibicionismo?

En el ver claramente algo, está la acción. Así que, mientras no vean el daño que se hacen al cuerpo, y el derroche en dinero, proseguirán pintándose el cuerpo.

 

* Los animales, no eligen a los que mandan, pues no votan. Entre los animales es el más fuerte, el que manda e impone su autoridad. Sin consentir, ninguna falta de obediencia. Ya que, desobedecer al macho alfa, significa una amenaza, una paliza, su expulsión del grupo -si es que quiere salvar su vida, pues podría morir de hambre, ya que no le dejarían comer, etc.-.

Las personas, hacemos lo mismo; aunque al estilo personas; usando muchas palabras, argumentos, ideas, teorías, las leyes, las normas. Pero al final llega, para dominarnos unos a otros, la brutalidad, la crueldad, la violencia, las matanzas de la guerra.

 

* “Para el primero de mayo ya no estaré en las redes.”

Conociéndote tu humor e inteligencia, ¿es broma o es verdad?

Toda esa energía que gastas y usas aquí, si me permites la pregunta, ¿dónde la vas a derramar?

Si no quieres no respondas, creo que nunca te obligaría a nada. Salvo tal vez, si te quisieras quitarte la vida. Intentaría convencerte por todas las maneras, para que no lo hicieras.

 

* La cuestión es, ¿es real que el ‘yo’ se extinga para siempre?