Torni Segarra

Seleccionar página

* “Para hallar la razón ante los imbéciles, la solución es no hablar con ellos”.

¿Por qué no? ¿Nosotros no tenemos también algo de imbéciles?

 

* Lo que al final de todo queda, no sabemos lo que es. Aunque unos dicen, la nada, otros la energía eterna, el vacío de la mente.

La muerte, es como acostarte para hacer la siesta y no levantarte, porque el cuerpo se ha colapsado -muerto- y no sirve para vivir.

El que muere es nada, la nada para siempre. Como les sucede a los animales. La diferencia con los animales, es que sabemos que vamos a morir, y antes sufrir; porque ellos todo eso, no lo saben.

 

* En Suecia pasa lo mismo que en todas partes. Pues las personas todas somos básicamente iguales. Allí hace más frío, son vikingos, etc. Pero igualmente tienen miedo, buscan la seguridad, son descarados siempre buscando beneficios en todo.

 

* Entrevistador: “¿Cómo es este estado iluminado?”

UG Krishnamurti: “¿Qué estado? ¡Estoy en el estado de Nueva York!”.

Hay situaciones que no se pueden explicar por palabras. Ellas no llegan decir, lo que hay más allá de ellas.

 

* Cuando estamos más allá de la mente divisiva, la mente ve y percibe. Pero no hay nadie que vea, perciba. Sólo cuando llega la mente divisiva, el ‘yo’, dice: recuerdo ese momento tan extraordinario, que era la absoluta soledad, la nada.

 

* Si hacemos la guerra, sea con quien sea. Vamos a traer más del mismo desorden, caos, violencia, guerra.

 

* El cuerpo es obediente, porque está programado como un ordenador. Que es unidireccional. No duda ni huye ni tiene autonomía.

Pues está a las órdenes de la física y la química. A las órdenes de la naturaleza, del universo.

 

* En principio, a priori, el atractivo de la izquierda es que es humanista, no racista, igualitaria, quiere y exige el respeto por todas las personas.

Por supuesto, que la izquierda no lo va a conseguir. Pero su cartel, no tiene nadie que lo mejore.