Torni Segarra

Seleccionar página

* Tu modo.

Si quieres, explica cómo ves la realidad de la vida, de la naturaleza.

 

* Si tocas algo que te quema la mano. ¿Cuál será tu respuesta?

Pues la realidad, hay que verla con esa misma intensidad, que nos queme todo lo que somos.

Y así, responderemos a los hechos sin división, generando orden. Que es la inteligencia operando.

 

* ¿Cómo sabes que esos algoritmos, están enfermando tú mente? ¿Traumatizado tu estado de paz?

 

* El principio de las religiones, está en el miedo. La imposibilidad de dominar el cuerpo, la naturaleza, el mundo donde se vive.

 

* Todas las guerras, tienen el mismo motivo: imponer las creencias, las ideas, teorías, de unos a los demás. Que disienten de esas ideas; y las rechazan.

 

* Por eso, es el deseo que no cesa, el que nos aboca a la confusión. Porque, los deseos que son infinitos, no se pueden realizar. De manera que, hay una colisión entre el deseo y la realidad.

 

* ¿Pero por qué te obsesionas en lo perfecto? Lo perfecto incluye a la imperfección.

 

* Gracias, amigo. Buenos días.

Sean como sean. Todos los días son como tienen que ser. Como la naturaleza los haga.

 

* Dios, el universo, no perdona ni deja de perdonar. No sabemos para qué estamos aquí en la tierra.

 

* Todo depende de la necesidad. Los que caminan con la multitud, tienen esa necesidad. Los que caminan solitarios, es porque también tienen esa necesidad.

 

* Parece que sea toda una orden. Cuando, ¿el zen, no da toda la libertad de acción?

 

* “… Yo amo como me gustaría que me amaran —

—¿Qué me dices? … Pues es justamente ahí donde reside el problema …”

Claro, no podemos pedir, exigir a los demás, lo que no podemos nosotros ofrecer a los demás.