Torni Segarra

Seleccionar página

* “A más sensación de ser tu «entidad separada» de los demás, más sensación de vulnerabilidad frente a un mundo ahí afuera, que tan pronto te da como te puede quitar el objeto de tu apego. No es el apego tu problema, sino cómo te relacionas con él”.

El apego, es miedo a no tener una ayuda que creemos que es preciso. Uno se apega al alcohol, a las drogas, al esoterismo y lo oculto, a las religiones, a las ideas y teorías de los llamados gurús en sus pláticas, exhibiciones, etc.

Así que el problema es el miedo a la soledad, a ser independiente. Hasta que no lo veamos como un veneno, que nos puede destruir -como un fuego abrasador, destructivo-, no habrá la suficiente energía para salir del miedo y sus apegos.

* «Las masas nunca han sentido por la verdad. Se alejan de los hechos que no les gusta y adoran los errores que les enamoran. Quien sepa engañarlas será fácilmente su dueño, quien intente desengañarlas será siempre su víctima».

¿Dónde hay esfuerzo, puede haber amor? Ya que el esfuerzo, nos hace brutales, crueles.

 

* “La Tierra (del latín Terra,17 deidad romana equivalente a Gea, diosa griega de la feminidad y la fecundidad) es un planeta del sistema solar que gira alrededor de su estrella —el Sol— en la tercera órbita más interna. Es el más denso y el quinto mayor de los ocho planetas del sistema solar. También es el mayor de los cuatro terrestres o rocosos”.

 

* Para poder escuchar adecuadamente, uno ha de morir a todo el pasado, morir a nuestra imagen, a todo lo que somos.

Donde uno esté vacío, de toda la mundanalidad de los negocios, deseos de esto y aquello.

El negocio lo abarca todo. Porque nosotros necesitamos, es preciso, ganar. Para poder subsistir, sobrevivir. Y no ser destruido.

 

* «Nosotros, pobres seres ignorantes, venimos a este mundo de redención sin saber absolutamente nada, y cuando alguien intenta ayudarnos, las fuerzas del mal se confabulan para enfrentarnos».

Si tú ves claro lo que tienes que ver. No habrá fuerzas del mal que te alteren, perturben, conmuevan.

En el ver claramente algo, ahí está la acción directa, ahora. Y eso nadie te lo puede arrebatar.

 

* «No es el amor de tu vida. Ni tu media naranja. Es tu baja autoestima y tu codependencia».

Eso mismo, también se podría referirse a él. Todos somos iguales.

Nadie se escapa de las miserias humanas.

 

* ¿Hay alguien que no nos controla? ¿Hay alguien que no controlamos?

Todos si no estamos bobos, controlamos y nos controlan.

Ahora y siempre.